¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La Columna

La condena política de Echávarri

Vamos a vivir una situación inédita en este consistorio, en el que nunca un grupo de gobierno había tenido tan escaso apoyo

Literalmente, con el auto de procesamiento de Echavarri no se ha cruzado la línea roja que marcaba los motivos para la ruptura del refundado pacto de gobierno. Ahora bien, la decisión ha superado la resilencia de Compromís -entendida como la capacidad que tienen todos los materiales para resistir a las presiones externas antes de quebrarse-.

Aunque hay que reconocer que no estamos ante un caso de corrupción -nadie cree que alguien ha metido la mano en la caja-, antes de la decisión judicial, Echavarri ya estaba condenado politicamente por sus socios, en buena medida, por errores propios.

Ahora, el gran problema de los socialistas -y en especial de Echavarri- que se preparan para gobernar con seis concejales durante 18 meses, va a ser menos una cuestión de mimbres -que también-; va a ser que la presión política en todos los ámbitos irá aumentando -previsiblemente- de forma exponencial mientras los recursos dilatan la resolución judicial del caso y se van acercando las elecciones.

Vamos a vivir una situación inédita en este consistorio, en el que nunca un grupo de gobierno había tenido tan escaso apoyo. Gobernar desde la Junta de Gobierno y conseguir apoyos puntuales en el pleno. Veremos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?