¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

"He dejado de pincharme gracias al sensor"

Oier es uno de los 70 menores que utilizan el nuevo sistema de monitorización de glucosa que, a partir del mes de diciembre, va a costear Osakidetza

A partir de diciembre, los menores vascos que padezcan diabetes tipo 1 podrán beneficiarse de la implantación del nuevo sistema de monitorización de glucosa que financiará Osakidetza. Serán cerca de 400 los jóvenes que puedan utilizarlo, aunque, según ha explicado en A vivir que son dos días Euskadi la doctora Sonia Gaztambide, Jefa de Servicio de Endocrinología y nutrición del Hospital de Cruces y presidenta de la Fundación de la Sociedad Española de Diabetes, también se implantará en adultos con diabetes tipo 1 que tengan riesgo de hipoglucemia.

Lector de glucosa / Cadena SER

A día de hoy hay cerca de 70 niños que lo utilizan, pero se lo costean ellos mismos. Es el caso de Oier Fontaneda que lleva con este sistema desde el pasado mes de septiembre. Le diagnosticaron diabetes tipo 1 cuando tan solo tenía 3 años. Desde entonces, ha tenido que pincharse hasta 10 veces al día para controlar los niveles de glucosa en sangre. Según ha contado en A vivir que son dos días Euskadi, "ya he dejado de pincharme gracias al sensor. Llegué a no sentirme los dedos de tanto pincharme". Este nuevo método le permite a Oier conocer la tendencia de la glucosa y lograr así una mejor calidad de vida. Para su madre, Idoia Aramendia, es todo un avance, ya que está más controlado, incluso cree que disminuye la cantidad de insulina que se dispensa y que esto a la larga redundará en una reducción de costes para la salud pública.

Estos parches sensor cuestan 60 euros cada uno y sirven para 14 días. A eso se debe sumar el lector que cuesta 50 euros. El ahorro, por tanto, para las familias de estos 400 menores será de 120 euros al mes.

Con el teléfono móvil

La doctora Gaztambide explica que "se trata de una especie de membrana que se inserta en la piel, generalmetne en el brazo, y tranmiste los valores de azúcar en el tejido. Pasando un lector se puede ver el nivel de la glucosa y también la información puede ir directamente al teléfono móvil". De esta manera, la información llega también a los familiares, además de reducir los pinchazos. Una vez que esos menores alcancen la mayoría de edad, Osakidetza seguirá financiándoles el parche sensor sin necesidad de pagárselo ellos.

Arantxa Tellería, secretaria de la  Asociación Gipuzkoana de diabéticos lleva tres años utilizando y costeándose estos parches. Recalca la importancia de conocer la tendencia de la glucosa para adecuar su ritmo de vida e incluso el aprendizaje que supone a la hora de diseñar la dieta del día a día.

La implantación de este sistema requerirá una inversión de 330.000 euros. "Se trata de un método más costoso que el actual de las tiras reactivas pero da una información adicional a los pacientes", asegura la doctora Gaztambide.

Euskadi es la comunidad con menor prevalencia de diabetes del Estado, con un 10,6%. No obstante, los expertos insisten en adoptar estilos de vida saludables para evitar la obesidad, una de las causas, con ejercicio físico y una dieta adecuada.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?