¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EL ENFOQUE

Sobre la tasa rosa

El viernes pasado, durante una entrevista rente a estos mismos
micrófonos, se me ocurrió preguntarle al presidente Clavijo por la
desaparición del IGIC en compresas y tampones, un asunto que
supone una pérdida de recaudación de 220.000 euros para el Gobierno
de Canarias (de una presupuesto de más de 8.000 millones de euros).
En realidad, mi interés por el asunto tenía que ver con el hecho de que
se hubiera atendido la petición realizada por Podemos, pero no se
hubiera incluido en ella los pañales para niños y ancianos con
problemas de retención de orina. Se trata también de productos de
higiene personal, también derivados de la celulosa, y por tanto
susceptibles de un tratamiento fiscal común a los tampones y
compresas. Con el añadido de que son productos caros, de uso diario y
-en el caso de los pañales para ancianos- con un uso continuado
durante muchos años. Carezco de estadísticas de consumo, pero
intuyo que las ventas de pañales infantiles o para pérdidas de orina
podría sumar un volumen no inferior al de los productos higiénicos de
uso menstrual.
Se ha publicado que aplicar un IGIC de tipo cero a compresas y
tampones, supone un ahorro de entre dos y ocho euros anuales para
cada usuaria, pero yo creo que debe ser bastante menos. Si hubiera
sólo 220.000 mujeres que usan tampones o compresas en Canarias,
tocarían a euro de ahorro por año. Y supongo que debe haber más de
220.000 mujeres que las usan. En cualquier caso, el asunto de la
desaparición de la ‘tasa rosa’ ha provocado un extraordinario impacto
mediático. Es cierto que se trata de un ahorro ridículo, pero a juicio de
Podemos, que propuso la medida, el impacto simbólico de la decisión
ha sido trascendente y enorme, porque Canarias es la primera región
española que aplica una reducción de la ‘tasa rosa’.
El caso es que yo sigo pensando que las pérdidas de orina son
tan dignas de ser consideradas subvencionables por el Gobierno como
las que produce la menstruación. Y por los mismos motivos: no sólo
afectan también a millones de personas, sino que un poco más de la
mitad de esas personas, son también mujeres.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?