¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El soterramiento de la vía férrea es ineludible

La Firma de Eduardo Nieto

El aspecto de la ciudad y la vida práctica en Palencia mejorarán extraordinariamente al permeabilizar “ambas ciudades” mediante el soterramiento del ferrocarril. Es la conclusión a la que llegó hace más de 30 años la sociedad palentina consultada al elaborar el primer PGOU del período democrático y ratificada por sus representantes políticos en la Corporación municipal. Por tanto, con modificaciones, sigue vigente y es ley de obligado cumplimiento. Promesas que no cumplen.

Entonces, los escasos detractores a este aspecto del Plan, argüían, como ahora, dificultades técnicas y económicas. Entre las primeras se hablaba del “problema” del arroyo de Villalobón, como si de pasar el canal de la Mancha o la Ría de Bilbao se tratara. ¡Ingeniería resuelta hace tiempo en ambos proyectos! Y de las financieras, como si hubiera de hacerse en un solo ejercicio presupuestario.

Total, las ciudades que entendieron como solución a sus necesidades viarias y de vida ordinaria lo hicieron, Córdoba entre otras. Todas las grandes ciudades están horadadas por vías férreas del metro sin problema. Pero, las autoridades de Palencia parecen otra cosa. La pusilanimidad y miopía les hace confundir la austeridad con la miseria y se inventan y manipulan los datos hasta presentarlos como “insuperables”. La solución es fácil con voluntad política. Y mientras, persisten las dos ciudades, el centro y allende la vía. Un centro relativamente cuidado, atendido diariamente por los servicios de limpieza, de riego, de seguridad, de mantenimiento, de iluminación, de 5 servicios sanitarios públicos, 8 educativos, 5 sociales, todos los administrativos, comerciales, de cultura, de ocio y hasta 10 religiosos. Sin embargo, allende la vía es otra cosa. Siempre se la ha considerado de segunda categoría y han ido haciéndose cosas a golpe de reivindicación. De hecho, se constituyeron y movilizaron asociaciones vecinales con ese objetivo de defensa y reclamación de sus derechos, cosa que no ocurre en el centro porque las “cosas” caen por su propio peso como algo natural. Ahora, eso sí, como pecheros (contribuyentes)…todos iguales ante la ley. ¡Bueno, …ejem!

Una ciudad integrada, copio textual, con la “depresión de la rasante de la vía con respecto de su cota actual en 7,50 m, en una longitud de aproximadamente 2.415 m en el tramo comprendido entre el paso superior de la Avda. Cataluña, con perdón, y el paso a nivel de Los Tres Pasos, aprovechando los terrenos liberados por el ferrocarril”, tal como se presentó en el año 1991 por el Ayuntamiento de Palencia y Renfe en el Estudio de alternativas para la integración del ferrocarril a su paso por la ciudad de Palencia, es la solución idónea. Cotéjense sin apasionamiento las ventajas y perjuicios de un lado y de otro. Verán ciudad bonita, con eficiencia y solidaridad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?