¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Faltan médicos pero, ¿quién dijo miedo...?

El comentario de Javier Cuevas sobre la escasez de médicos en Castilla y León

Se mire por donde se mire la escasez de médicos tiene un origen que no permite muchas elucubraciones. Este despropósito hunde sus raíces en una pésima planificación, incapaz de calcular mínimamente las necesidades de la población. Las consecuencias que se derivan de la falta de médicos son de tal calibre que, pensar otra cosa, es decir, imaginar siquiera que todo esto es fruto del desinterés, situaría el problema en un punto de no retorno.

El ministerio de Sanidad y sus cicateras convocatorias de plazas MIR resultan simplemente inaceptables y la Junta hace tiempo que debió mostrarse mucho más exigente para evitar que suceda lo que por desgracia viene ocurriendo desde hace tiempo.

Debe provocar cierta frustración ofertar un empleo y no poder cubrir el puesto de trabajo porque no se encuentra a nadie que quiera acudir a la llamada. Esa previsible y reiterada frustración se repite una y otra vez en SACYL, algo que terminan sufriendo en realidad muchos ciudadanos que ven mermada la calidad de la atención sanitaria que se les dispensa. La Junta tiene en este asunto un serio problema. La solución o soluciones llegarán cuando lleguen. Mucha prisa parece que no hay. Por ejemplo, los incentivos para impulsar que los especialistas se interesen por trabajar en determinados hospitales se comprometen ahora para el primer semestre del próximo año aunque hace 9 meses se anunciaron como algo inminente.

Definitivamente, alguien debe tener muy interiorizado en SACYL eso de que "las prisas son malas consejeras".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?