¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Córdoba sigue en caída libre (0-1)

Si no lo remedia un milagro, este equipo va camino de Segunda División B. Ni mejorando la imagen se pudo ganar a un rival confeccionado para subir

Partido entre el Córdoba y el Osasuna /

Parece imposible que este Córdoba gane un partido. Ni mejorando la imagen y la actitud se pudo contra un Osasuna serio y bien plantado que se llevó tres puntos que eran vitales para los de Juan Merino. Lo intentó el equipo blanquiverde, sobre todo en la primera parte. Tuvo ocasiones e incluso mereció ponerse por delante, pero una semana más, se topó con una ineficacia arriba que clama al cielo y unos despiestes atrás impropios de un equipo profesional. Más de lo mismo, aunque en versión mejorada con respecto a lo de Lorca. Tampoco era muy difícil mejorar aquello.

Al final lo que cuenta, es el resultado. Y se volvió a perder. Este Córdoba huele a descenso a más no poder. Estamos en noviembre, pero el equipo ha perdido ya 10 partidos y ha encajado 27 goles.

La primera parte ofreció una mejor verisión local, con llegadas y alguna ocasión clara. Enfrente, Osasuna también llegaba, pero se encontró siempre con un buen Kieszek.

Nada más comenzar la segunda parte, el mazazo. Gol de Xisco (que no celebró) y ahí acabó de hundirse el equipo. Pelearon unos minutos más hasta diluirse en su propia incapacidad. Al final incluso perdonó Osasuna el segundo.

Triste imagen de un equipo que tiene toda la pinta de acabar en Segunda B salvo que medie un milagro de los que no abundan. Merino no ha sido el revulsivo esperado, pero lo cierto es que venga el entrenador que venga, esto no se arregla. El problema no está solo en el banquillo. Está en el equipo, que no solo está mal hecho, sino que no parece querer arreglar esta delicadísima situación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?