¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA LÍNEA ROJA

La ecotasa no espanta a un solo turista

Desde la manipulación continua que caracteriza a la Federación Hotelera, se culpa a la modesta subida de la ecotasa de la pérdida de un millón de turistas

La encuesta válida sobre la ecotasa no consiste en preguntarle a un turista si le gusta pagarla, o si le molesta que se doble la cuantía del impuesto ecológico.

El único sondeo válido sobre el impacto de la ecotasa consiste en preguntar a los turistas, a su llegada a los aeropuertos de Balears, si saben a cuánto asciende el impuesto.

También se les puede formular la pregunta cuando dejan la isla, y acaban de pagar la ecotasa.

Me atrevo a avanzar que un porcentaje ínfimo de viajeros saben el importe de la minúscula ecotasa, que no espanta a un solo turista.

En cambio, todos ellos conocen el coste de sus vacaciones, inflado hasta en un veinte por ciento por hoteleros que aprovechan la demanda disparada.

Desde la manipulación continua que caracteriza a la Federación Hotelera, se culpa a la modesta subida de la ecotasa de la pérdida de un millón de turistas.

En primer lugar, bienvenida sea la rebaja en el número de visitantes, que todavía es escasa por lo que el impuesto debió subir más.

En segundo lugar, el descenso de un millón de turistas se deberá en mayor proporción a los precios de los hoteleros o al exceso de turistas.

En tercer lugar, una variación de un millón es una oscilación indetectable con las cifras de Balears.

En cuarto lugar, los hoteleros y grandes amigos de Fidel Castro no pueden pretender que la izquierda tiene la culpa cuando les va mal y también cuando les va de maravilla.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?