¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Iberdrola cierra la térmica de Velilla del Río Carrión

Anuncia la recolocación de todos los trabajadores y que el desmantelamiento durará cuatro años

La Térmica de Velilla en Palencia tiene fecha de caducidad /

Velilla del Río Carrión

Iberdrola ha anunciado en un comunicado el cierre de la central térmica que da trabajo a más de 80 familias en Velilla del Río Carrión. El cierre es la consecuencia de que el Congreso haya aprobado una moción para reducir las emisiones del CO2, en línea con lo marcado por la Unión Europea. Entre las medidas aprobadas, figuraba retirar los pagos por capacidad a las centrales que superasen los niveles exigidos de emisiones de CO2, algo que todas las centrales térmicas de carbón superan con creces. La Térmica será desmantelada en un plazo máximo de cuatro años.

El comunicado de la empresa argumenta razones medioambientales para justificar el cierre, que no deja de ser una imposición. «En línea con su firme compromiso medioambiental, Iberdrola ha decidido completar el proceso de cierre de todas sus centrales de carbón en el mundo, fuente de energía que representa, actualmente, solo el 1,8% de la capacidad total del grupo, que asciende a 48.062 megavatios (MW), y el 1,5% de la producción eléctrica en los nueve primeros meses del año en curso: 1.596 GWh vs. 102.494 GWh», explica la empresa en su comunicado.

La compañía ha solicitado también la autorización de cierre de la central térmica de Lada (Asturias) ante el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. Entre la planta asturiana y la palentina suman una potencia de 874 MW y desde la empresa apuntan que esta decisión ratifica su compromiso de reducción de la intensidad de emisiones de CO2 «en un 50% en el año 2030 respecto a los niveles de 2007 y de ser neutra en carbono en 2050».

Iberdrola recolocará al 100% de la plantilla –90 empleados en Lada y más de 80 en Velilla– tanto en las labores de desmantelamiento de ambas plantas, que se extenderán durante cuatro años desde la fecha de aprobación de cierre por parte del Ministerio de Energía y supondrán una inversión cercana a los 35 millones de euros, como en otras instalaciones de la empresa. Además Iberdrola ha anunciado que la zona ocupadada por la planta será objeto de una profunda restauración paisajística.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?