¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

TRAS LA FIESTA DEL ORUJO

Fomento reanuda las obras del Desfiladero de La Hermida

Nuevo susto provocado por la caída de una gran roca a la carretera

Imagen de la gran roca desprendida este jueves del Desfiladero de La Hermida. /

Las obras en el Desfiladero de La Hermida se reanudan este próximo lunes, día 13 de noviembre, tras el parón que se produjo antes del verano y después de que la villa de Potes acoja este fin de semana la 26ª edición de la Fiesta del Orujo.

El delegado del Gobierno, Samuel Ruiz, se ha reunido con los alcaldes de de Potes, Camaleño, Cillorigo de Liébana, Vega de Liébana, Pesaguero, Cabezón de Liébana, Peñarrubia, Tresviso y Panes (Asturias).

En el transcurso de la reunión, por parte del delegado y del jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado en Cantabria, se dio cuenta del reinicio de las obras de acondicionamiento de la carretera N-621 en el desfiladero de La Hermida, y de la marcha de la redacción del proyecto de acondicionamiento global de todo el tramo.

Asimismo, se informó de una nueva inversión aprobada recientemente por el Ministerio de Fomento para mejorar los sistemas de contención frente a los desprendimientos por un importe de 3,1 millones de euros.

Con esta última inversión, la cuantía total destinada a seguridad en el Desfiladero de la Hermida supera los 9,3 millones de euros, según destaca la Delegación del Gobierno.

Inversión que no evita por completo la caída de rocas a la carretera. De hecho, en la mañana del jueves, una gran roca de dos metros de alto por dos de ancho caía sobre la N-621, llevándose por delante la malla protectora.

El incidente no ha provocado consecuencias personales, aunque sí ha mantenido cortada la circulación en el carril afectado.

Ha sido necesaria la presencia de un camión grúa para proceder a la retirada de la roca, desprendida como consecuencia de las lluvias caídas durante los últimos días.

Sobre las obras que se retomanel lunes, inicialmente, sostiene la Delegación del Gobierno, los trabajos no supondrán el corte total del tráfico rodado, puesto que consistirán fundamentalmente en la ejecución de cimentaciones, apeos provisionales, desvíos de servicios afectados y tareas de señalización, balizamiento y seguridad.

Sí se producirán cortes intermitentes, pero para no perjudicar la afluencia de visitas a la zona con motivo del Año Jubilar Lebaniego se podrá circular con normalidad, a pesar de esas interrupciones puntuales.

Dada la angostura del corredor y la dificultad de un itinerario alternativo, sí están previstos cortes totales de tráfico pero que "en ningún caso" se llevarán a cabo hasta enero de 2018, una vez finalizadas las fiestas de Navidad.

Esta modificación en el calendario de trabajo responde a la afluencia de visitantes a la zona durante todo este año y a la autorización por parte de Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantabria para poder llevar a cabo ciertas actuaciones durante los meses de enero, febrero y marzo del año que viene, que hasta el momento estaban sujetas a determinados condicionantes ambientales.

Esta obra, que cuenta con un presupuesto de 7,6 millones de euros, persigue la mejora de seis tramos de la carretera N-621.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?