¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

SER Viajeros CV

Parque Natural de las Salinas de Santa Pola

Dentro de la zona de humedales del sur de Alicante, a la que pertenecen también los parques naturales de las lagunas de la Mata-Torrevieja y el Hondo de Elx, se encuentra el parque natural de las Salinas de Santa Pola

Dentro de la zona de humedales del sur de Alicante, a la que pertenecen también los parques naturales de las lagunas de la Mata-Torrevieja y el Hondo de Elx, se encuentra el parque natural de las Salinas de Santa Pola.

Merece la pena visitar este espacio natural de la Comunitat Valenciana, sobre todo en esta época del año en la que se encuentra poblada por multitud de especies de aves que pasan en este enclave los meses que son de más frío invierno en el norte de Europa.

Destaca entre ellas la numerosa colonia de los vistosos flamencos, que contrasta con el paisaje, también de coloración rosada de las balsas de agua con alta concentración salina para su tradicional explotación, o también la existencia de fauna acuática autóctona con curiosos moradores como el fartet.

Para conocer todos los atractivos del parque natural nada mejor que acercarse al centro de interpretación del Museo de la Sal, desde el que se puede preparar una bonita excursión recorriendo rutas señalizadas con paneles informativos como la del Pinet, apta para personas con movilidad reducida, que atraviesa balsas salineras, un ecosistema dunar o un observatorio de aves con magníficas vistas panorámicas del parque y un sendero que llega hasta la playa.

La ruta de la playa del Tamarit llega hasta la zona del Saladar y la playa, a un espacio museístico de un antiguo muelle restaurado, restos de una barcaza, fortificaciones de la época de la Guerra Civil Española y a la desembocadura de las salinas

Santa Pola posee una completa oferta de playas y calas de aguas cristalinas con todos los servicios y, además, un tranquilo paseo por este municipio costero, destino turístico de la Comunitat Valenciana, permite descubrir lugares de interés como el puerto, desde el que parten barcos a la isla de Tabarca, el castillo fortaleza (s. XVI), el Museo del Mar o el acuario, así como acercarse al cabo de Santa Pola, un hito privilegiado sobre el azul Mediterráneo.

Gastronomía

En Santa Pola se puede degustar una gran variedad de pescado fresco y marisco procedente de su bahía (marca peix de Santa Pola), que sin necesidad de elaboradas presentaciones tienen un magnífico sabor, también como aperitivos. Los arroces a banda, negro, arròs i gatet son suculentos, al igual que guisos como el bollitori de rap, gazpacho de mero, caldereta de langosta y el caldero. De postre hojaldres, helados y mantecados suponen un artesano colofón a una buena comida.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?