¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Durmiendo en el suelo y sin colchón en la Fiscalía de Menores de Barcelona

  • Empeora la situación de los menores extranjeros sin papeles que pasan días esperando una plaza de la Generalitat
  • La juez decana de Barcelona amenaza con cerrar el espacio para estos jóvenes si no se da una solución inmediata

La situación de los menores extranjeros no acompañados e indocumentados que duermen en las dependencias de la fiscalía de la Ciudad de la Justicia en Barcelona empeora por momentos. Después de que la Cadena SER destapara que les hacían dormir en colchones en los pasillos de la Ciudad de la Justicia, y que la ONU investigara el caso, los gestores del espacio ahora han decidido que estos chavales duerman sin colchón, en el suelo, tapados con una manta.

La juez decana de Barcelona, Mercè Caso, ordenó a los Mossos el 24 de octubre que "la estancia de los menores a la Fiscalía debía ser breve y limitada a horas diurnas". Y a partir de ahí, los mandos de los Mossos, según fuentes de la Ciudad de la Justicia, han ordenado a sus agentes que no les den colchones por la noche. Una situación que ha podido comprobar esta redacción. La madrugada del viernes 10 de noviembre cuatro menores han dormido tumbados en el suelo, en las baldosas, cubiertos con una manta. El resto, lo hacían en los calabozos.

ELISENDA COLELL

La juez decana de Barcelona ya ha avisado que si la Generalitat no plantea ningún cambio "prohibirá que los menores extranjeros que no tienen ninguna orden de detención puedan entrar en este espacio por las noches". Es la amenaza, el ultimátum, que lanza a la Generalitat. Le señala como máxima responsable y garante de los derechos de estos menores. Viernes al mediodía los Mossos de Escuadra, miembros del departamento de Justicia, la Dirección de Atención a la Infancia, Fiscalía, Forenses se han reunido para hablar de ello. Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña confirman a esta redacción que "no hay ninguna novedad y se tomarán las decisiones que sean necesarias". La decana ha mantenido su posicionamiento, que tiene el apoyo de la sala de gobierno del poder judicial en Cataluña.

Mohammed, Hamid, Bosselham y Maid

Son los nombres de los 4 jóvenes que han pasado la noche del viernes durmiendo en el suelo. "No hemos podido dormir, hacía mucho frío, con las luces encendidas..." explican en árabe. Dicen que tienen 17 años. Mohamed, Hamid y Bosselham, aterraron a Barcelona el jueves. Los tres huyeron juntos del Moulay Bousselham, una zona rural de Marruecos. Atravesaron el Mediterráneo en patera hasta Almería. El viaje costó 1.000 euros. Algunos lo pudieron pagar con la ayuda de los padres. Y de Andalucía en autobús hasta Barcelona. De hecho, la única palabra que saben decir en castellano es "centro". Lo que buscan en Cataluña, aparte de trabajo y estudios. Maid explica que llegó a Barcelona el miércoles. Él espera un "hotel". Tiene los dientes muy dañadas, y cicatrices en la cara. Él navegó hasta Cádiz, de la misma zona, Moulay Bousselham, y ha llegado a Barcelona haciendo autostop.

ELISENDA COLELL

Conseguimos hablar con ellos de noche, porque se escapan burlando el vigilante de seguridad de la Ciudad de la Justicia antes de dormir. Por la mañana todavía están allí, con la misma ropa. Dicen que les han prometido una plaza para el día de hoy. Lo mismo que nos decían anoche, antes de verse durmiendo en el suelo, entre mantas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?