¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

“¿El secreto para llegar bien a 96 años? Trabajar mucho”

La sabiduría acumulada en casi un centenar de años que ha compartido Gregoria Echevarría en Hoy por Hoy Aranda la convierten por derecho propio en miembro de nuestro Club Gran Reserva

Gregoria Echevarría, miembro por derecho propio de nuestro Club Gran Reserva, ha sido una de las primeras invitadas en estrenar los nuevos estudios de Radio Aranda /

Languilla (Segovia), 1921. Casi 96 años atrás, que se cumplirán el 26 de noviembre. Ese día nacía Gregoria Echevarría. Desde entonces no ha dejado de acumular la sabiduría que da la experiencia y que ha compartido con los oyentes de Hoy por Hoy Aranda. Del casi centenar de años cumplidos los últimos 59 los ha vivido en Aranda, aunque primero residió en Tubilla del Lago, de donde proceden sus hijas, que le han acompañado en el rato de charla que ha compartido con Valentín García y los oyentes de Hoy por Hoy Aranda.

De su infancia recuerda la soga y las tabas como aliados en los juegos. Aún tiene guardadas algunas de las tabas que quiere enseñar a sus biznietos. Tiene ocho, que presumen de bisabuela, como sus nueve nietos, tres hijas y un hijo, a los que disfruta cuando tiene alrededor.

Sabe lo que es disfrutar “la juerga”, al menos como se hacía antes: “salíamos, bailábamos un rato y a casa”. Y no es lo único que Gregoria aprecia que ha cambiado. También dice que ya no es igual la educación. Ella prefiere la de antes, aunque sus hijas recuerdan que en una ocasión fue a pedir explicaciones a una de las profesoras del pueblo. Día tras día, cuando volvía de llevar la comida a su marido que cuidaba de las ovejas en el campo, se encontraba a sus hijas y a un buen número de niñas más fuera de la escuela jugando en la plaza del pueblo. Con ellas detrás fue a buscar una respuesta de la maestra, que le contestó “no puedo con ellas, se portan muy mal”. La contestación de Gregoria puso todo en su sitio: “Mi marido lleva doscientas ovejas. Si a cada una que se le va a los prados la manda al corral, se queda solo con la cachaba y a ver de qu como yo a final de mes”

También trabajó durante diez años en una botica de Zazuar, donde ayudaba a la recogida de plantas silvestres para elaborar remedios, como el de un crecepelos. “La pena es que no me acuerdo de la fórmula, creo que entre otros ingredientes tenía estepilla cocida con vino”. Pero el campo fue lugar de muchos otros trabajos, además de la recogida de plantas y el cuidado de las ovejas: sarmentar, vendimiar, escardar, recoger resina… lo que peor admitía era segar, porque no le gustaba ponerse la zoqueta “me decían que me iba a cortar la mano si no me la ponía”

Dice que ahora no se trabaja tanto. “Ahora solo saben salir de postín” Por eso advierte cual es su secreto para llegar a los 96 años tan bien como ella está: “Trabajar mucho y de todo”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?