¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Había un plan

El comentario de Alberto Calleja

Nuestra montaña vivía de la minería. Se acabó y los habitantes de aquella zona se redujeron de manera drástica. Apenas queda trabajo allí. Quedó la térmica de Velilla, que también vivió tiempos mejores y ahora también cerrará. Barruelo – es sólo un ejemplo – llegó a ser el pueblo de más habitantes de toda la provincia de Palencia. El carbón movió la zona, generó mucho empleo y fluyó todavía más dinero. De toda la cuenca norte quedó floreciente sólo Velilla. Si ahora cierra la térmica esa zona puede quedarse también coja, sin un negocio principal que de trabajo a muchos y permita, por ejemplo, que los jóvenes de allí puedan escoger seguir viviendo en su pueblo.

Se sabía que la minería se acabaría. Se sabía que las térmicas, con la nueva normativa, tenían los días contados. ¿Y qué se ha hecho? ¿Qué han previsto o han hecho nuestros gobernantes? Nada.

En cambio Velilla tenía un plan para esa zona. Tenían claro que el único futuro que generaría empleo era, y es, el turismo. Y todo lo que conlleva. Tenían San Glorio como estación de esquí y también para organizar salidas cuando no haya nieve. Estación, hoteles, trabajo, vida… Exactamente igual que existe en otras zonas también de montaña, en España y fuera de España. Esa, para ellos, era la única opción de futuro. Lo tenían claro. Pero no se pudo. Algunos ecologistas frenaron aquel proyecto para proteger al oso, para proteger la montaña pero ¿y las personas? ¿No era posible de verdad un proyecto, como en otros sitios, que respetara la naturaleza y a la vez supusiera un modo de vida para las personas de la montaña?

Cada uno, dependiendo de sus creencias, defendió una postura: para los ecologistas es una aberración. Para muchos habitantes y políticos de la zona es la única salida pero ¿y los gobernantes de la Junta por ejemplo? ¿Y los políticos que tienen mando? Sí, me refiero a los mismos que ahora ponen el grito en el cielo – para que se oiga y para que se vea – por lo de la Térmica.

¿Qué han previsto? ¿Qué han hecho para que esa zona tenga un futuro laborable? Nada, absolutamente nada. A fin de cuentas ellos nada se juegan.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?