¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Jaén se seca

  • Los pantanos de la provincia se sitúan en el 24,65% de su capacidad
  • El año hidrológico se cerró con una media de 350 litros por metro cuadrado

Estado del pantano de la Fernandina, entre La Carolina y Vilches. /

La sequía amenaza a Jaén desde hace varios meses y la situación de los pantanos cada vez es peor. Su capacidad está ya en el 24,65% según los datos del Sistema Automático de Información Hidrológica de la Cuenca del Guadalquivir. Además, el otoño está siendo muy seco con un octubre muy cálido. De hecho, el año hidrológico anterior, que va del 1 de octubre al 30 de septiembre, ha sido uno de los peores con una media de 350 litros por metro cuadrado.

Estos datos coinciden con la publicación de la Agencia Estatal de Meteorología, en su perfil de Twitter, de dos imágenes de la Península Ibérica en las que se comprueba el retroceso de la vegetación tomando como base el 31 de octubre de 2014 y el mismo día de este año.

El embalse más grande de la provincia, el del Tranco, está al 28,28% aunque el que tiene ahora mayor porcentaje es el del Encinarejo con un 71,39%. Esta presa es una de las más pequeñas de la provincia ya que su capacidad es de 15,2 hectómetros cúbicos. En la Sierra de Segura está el del Guadalmena, con 95 hectómetros cúbicos de un total de 346, un 27,67%. Este pantano abastece a Arroyo del Ojanco, que lleva un mes con cortes de agua por la noche.

Límites peligrosos

La peor situación en la provincia se encuentra en el pantano de La Bolera, en Pozo Alcón, con solo un 13,65% de su capacidad. A continuación hay varias presas con porcentajes entre el 21 y el  y el 22% como son los del Jándula, Rumblar y Quiebrajano, éste último abastece a la capital.

En la comarca del Condado destacamos otros pantanos como los del Dañador, Fernandina y Guadalén, éste último está en un peligroso 18,7% mientras que los  dos primeros se sitúan entreun 32 y un 35%.

Agua embalsada

La provincia cuenta con 579 hectómetros cúbicos, una cifra que supone prácticamente la mitad de lo que había embalsado hace 12 meses cuando había 1.042 hectómetros cúbicos. Estos datos indican que estamos ante una situación difícil debido, sobre todo, a las escasas lluvias que han caído en lo que llevamos de otoño. De hecho, las previsiones de la Aemet apuntaban a un noviembre lluvioso pero ya llevamos medio mes y prácticamente no ha llovido nada.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?