¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

No entran a clase como protesta por el traslado a su centro de las agresoras de Marta

Los padres de los escolares, que se concentran cada mañana a la hora de entrada al centro, acusan a Educación de trasladarles el problema y piden reubicar a las niñas en un centro más adecuado a sus necesidades

Padres y niños del colegio Nuestrs Señora de la Salud se concentran cada mañana a la hora de entrada al colegio. Los niños siguen sin entrar a clase. /

Nos lo ha contado esta mañana una madre, preocupada ante la situación que están viviendo en el colegio Nuestra Señora de la Salud de Alcantarilla, tras conocerse que Educación ha trasladado hasta allí a las dos hermanas que presuntamente agredieron a la monitora de comedor del colegio de la Asunción el pasado mes de octubre.

Esa agresión provocó toda una oleada de manifestaciones de apoyo a Marta -así se llama la monitora- y en contra de la violencia, a la que en muchos casos, asistieron los niños del colegio Nuestra señora de la salud, un centro escolar con capacidad para 300 niños, que ahora se ha rebelado ante este hecho y que dicen tener miedo.

María, una de las madres del centro, asegura que seguirán concentrándose a diario a la hora de entrada al colegio y que los niños seguirán sin entrar hasta que no se solucione este problema, y demandan a Educación que ubiquen a las niñas que agredieron a la monitora en otro centro escolar que reúna mejores condiciones.

Esta madre asegura que en esta comunidad educativa hay familias que están sufriendo amenazas del entorno de estas niñas -dos hermanas que cursan 6º y 4º de primaria- y califican a la familia como "muy peligrosa". Por ello, dicen, "no podemos dejar a nuestros niños solos".

Desde el centro, su comunidad educativa asegura que no son racistas, "somos un centro humilde y diverso, con un montón de nacionalidades y nunca hemos tenido problemas", y asegura que el profesorado no está capacitado para asumir esta situación.

Desde la consejería de Educación aseguran que las niñas se van a mantener escolarizadas en el CEIP La Salud, tal y como aprobó la Comisión de Escolarización, y piden el máximo respeto ya que se trata de un asunto en el que hay menores implicadas.

El Equipo de Orientación Educativa y Psicopedagógica Específico de Convivencia Escolar continúa trabajando en el centro educativo para asesorar al equipo directivo y a los docentes. Desde la incorporación de las menores se está haciendo un seguimiento específico. También están llevando a cabo dinámica de grupo en las clases donde están las menores para que la integración sea lo más efectiva posible. Además se ha dotado al centro con un efectivo más.

Ayer se reunió la Directora General de Recursos Humanos, Juana Mulero con el director de centro y con representantes del Ayuntamiento para hacer un seguimiento, y continuar reforzando el trabajo de Inspección de Educación y de los servicios sociales del Ayuntamiento.

Según Educación, cada día 400 profesionales trabajan en la Región de Murcia para garantizar y mejorar la convivencia escolar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?