¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Denegado el indulto al exalcalde de Huesa condenado a tres años y dos meses de prisión

Su mujer se encierra en el salón de plenos del Ayuntamiento donde está siendo apoyada por sus vecinos

La mujer del ex alcalde de Huesa en pie habla con los vecinos que comienzan a apoyarla en su encierro en el salón de plenos /

El exalcalde de Huesa, Francisco Javier Gómez tendrá que entrar en prisión antes del 27 de noviembre tras el rechazo del Consejo de Ministros a la petición de indulto. Se enfrenta a una condena de tres años y dos meses de cárcel por un delito de falsedad documental.

No habrá indulto para el exalcalde de Huesa, Francisco Javier Gómez. Era el último cartucho para evitar su ingreso en prisión, que ahora tendrá que formalizarse antes del 27 de noviembre.

El exalcalde de Huesa, Francisco Javier Gómez en su despacho de la gestoria que regenta / DIEZ TV

El indulto parcial fue solicitado el 12 de julio de 2016 a tan solo tres días de decretarse su entonces ingreso en la cárcel, por el Tribunal Supremo tras el recurso presentado por la Fiscalía a la sentencia de la Audiencia Provincial que solo le había condenado a seis meses de inhabilitación para el ejercicio cargo público.

Pero ha sido este lunes cuando su abogado le ha comunicado que su indulto parcial solicitado al Ministerio de Justicia ha sido denegado.

Los vecinos empiezan a llegar al salón de plenos para apoyar en su encierro a la mujer del exalcalde de Huesa / DIEZ TV

Lo único que le queda ahora es solicitar una moratoria para dejar en orden los asuntos en la gestoría que regenta en Huesa y posteriormente intentar conseguir el tercer grado y la consiguiente excarcelación.

Fachada del ayunamiento de Huesa / DIEZ TV

“Siempre he tenido claro que tanto en la sentencia de la Audiencia Provincial como en la del Tribunal Supremo dice claramente que no se ha desviado ni un solo euro de dinero público para fines que no fueran públicos, es decir, no ha habido malversación de caudales” dice Francisco Javier Gómez,  y mantiene que la condena a tres años y dos meses de prisión “es una sentencia desproporcionada y absolutamente injusta” .

Su esposa, María Jesús Lamarca,  ha tomado una decisión a la desesperada para llamar la atención a cerca de un caso que considera injusto y se ha encerrado en el salón de plenos del ayuntamiento en un último intento de llamar la atención, aún sabiendo que  el ingreso en prisión de su marido es ya inevitable, “se lo he comunicado a todos mis vecinos porque es la única forma que tengo al alcance de mi mano para llamar la atención de la injusticia tan grande que se está cometiendo”, y mantiene que es una condena política “la venganza de un señor de aquí de Huesa”, algo que ve un sin sentido. Añade que Huesa es considerado como el municipio con la renta per cápita más baja de Jaén y de los más pobres de España “lo único que hizo fue desviar los trabajadores a otras obras y que pudieran cobrar su quincena”, en definitiva, "que el dinero se invirtió en dar trabajo a la gente del pueblo".

Precisamente la gente del pueblo  está respondiendo acudiendo al consistorio donde se están sumando otros vecinos a los que María Jesús ha enviado un video mostrándoles su situación y animandoles, si así lo desean a acompañarla en esta protesta.Muchos de ellos expresando que le consideran el mejor alcalde que ha tenido el municipio “estamos aquí para lo que haga falta por lo menos que le den tiempo a que solucione sus asuntos en la gestoría”, han comentado los vecinos que acompañan a María Jesús en su encierro.

 Por otro lado el actual alcalde Ángel Padilla que en la legislatura 2007 -2010, en la que se produjeron los hechos, era teniente de alcalde ha dicho que la noticia “ha caído como un jarro de agua fría en el municipio” y matiza una que una vez reconocido el delito solo se pedía un indulto parcial para evitar tres años y dos meses de prisión. Comenta al mismo tiempo que los alcaldes se mueven en una línea extremadamente fina para no cometer delitos, porque según explica Francisco Javier Gómez pensó en el interés general y en que esos jornales necesarios para que la gente pueda solicitar el subsidio de desempleo, no se perdieran “ese fue el gran delito que cometió Javier ” y entiende totalmente desproporcionada la condena “porque debería ser considerada una falta administrativa”, defendiendo la honestidad del exalcalde porque en el momento de conocer el inicio de la querella “para no hacer daño a su pueblo renuncio a su acta de concejal y a la militancia en el partido socialista, para no ser una carga para nadie”, explica Padilla.

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?