¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La plaza de toros, una gran faena para Parla

La confusión sobre su titularidad y la millonaria sentencia perdida por su construcción protagonizan su vida económica y política

Exteriores del coso de Parla /

La plaza de toros de Parla se construyó en 2003, con Tomás Gómez en la alcaldía, mediante un convenio urbanístico. Según fuentes municipales al constructor se le prometió suelo para un desarrollo urbanístico futuro a cambio de levantar el coso, pero dicha permuta de terrenos nunca llegó a existir. Según Juan Ramón Duarte, coordinador de Izquierda Unida en esa época en el municipio, tanto la construcción como el convenio fueron “un cúmulo de irregularidades” porque no se modificó el carácter rural del suelo y la construcción comenzó antes de que el convenio fuera formalizado. De hecho, según sostiene, su formación lo denunció ante la fiscalía madrileña el 9 de mayo de 2003.

Para Duarte “la titularidad de la plaza de toros no está clara”, un punto compartido por muchos de los políticos actuales de la localidad. De hecho fuentes municipales han confirmado que la plaza pasará a ser de titularidad municipal cuando el Ayuntamiento pague los más de seis millones de euros a los que la Justicia le ha condenado por no cumplir el convenio con el constructor.

Pese a los pleitos y la confusión, la plaza de toros de Parla se ha seguido utilizando para celebrar festejos taurinos, la última vez en las fiestas patronales de septiembre. Desde el Ayuntamiento apuntan que se podían celebrar festejos gracias a la cesión del propietario de la misma, el constructor, el mismo que en 2015 llevó al Consistorio ante los Tribunales por incumplir el convenio original.

La ex alcaldesa socialista después de la imputación de José María Fraile en la trama Púnica y actual portavoz de MOVER Parla, Beatriz Arceredillo, asegura que en su época al frente del Ayuntamiento era el edil de Cultura el responsable de gestionar los asuntos taurinos y nunca hizo falta “ninguna aprobación específica en Junta de Gobierno o alcaldía”, por lo que se trabajaba con total normalidad al desconocer las posibles irregularidades, destapadas con la sentencia judicial hace algo menos de un año. En este sentido, Arceredillo ha insistido en que la oposición no ha tenido acceso al expediente con la gestión del proceso judicial para conocer ese tipo de detalles porque “en el Registro la plaza de toros ni siquiera está construida y aparece como suelo rústico, no tiene valor catastral ni propietario”.

El actual edil de Hacienda, José Manuel Zarzoso, indicaba en el último Pleno que la denuncia del constructor se produjo con Arceredillo en la alcaldía, y ésta nombró un bufete externo para llevar el caso. Ante los requerimientos judiciales “no presentó ninguna documentación hasta mayo de 2015, días antes de las elecciones, y ya fuera de plazo”. Arceredillo ha asegurado “desconocer” por qué el responsable de los servicios jurídicos municipales esperó tanto tiempo. En cualquier caso cree que el Ayuntamiento, ya con el nuevo Gobierno del PP, ha incurrido en “falta de celo” en su defensa, porque no solicitó un contraperitaje del caso y la sentencia no se recurrió. Fuentes municipales han recordado que no se procedió con el recurso porque de esa manera se evitaría el “lucro cesante” producto del uso de la plaza durante tantos años, que implicaría pagar más del doble por la plaza de toros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?