¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La larga sombra de Arenas… hasta Málaga

El mensaje: Javier no vengas a Málaga a provocar y menos con Soraya, porque Soraya es madrina de Juanma Moreno, que es quien manda

Definitivamente en el PP andaluz no acaban de conjurar sus demonios. Este lunes Málaga fue escenario de un vodevil de ultratumba, que bien se podría titular ‘La larga sombra de Arenas’. Antonio Sanz, el delegado del Gobierno en Andalucía, arenista fetén de toda la vida, ofrecía una conferencia con él en el Hotel Miramar Foro Nueva Economía. ¿Antonio Sanz en Málaga? Oigan, raro… como un pulpo en un garaje o un torero al otro lado del telón de acero. El partido en Málaga sin duda entendió la visita como un mensaje de Arenas: ¡aquí estoy yo! Y nada menos que con Soraya de presentadora. En fin, un gesto marca de la casa Arenas: exhibir sus conexiones en las alturas y poner nerviosos a algunos en la nomenclatura del partido. Sin duda es un estratega provocador. La imagen aquí de Beltrán, el otro Sanz, Tarno, Crespo, todas las facciones sevillanas, una exhibición del Circo Arenas en casa de Juanma Moreno.

El PP de Málaga, claro, debió de entender el mensaje con claridad porque, para arropar a Moreno Bonilla, contraprogramaron con otro acto local con la propia Soraya Sáenz de Santamaría, una horas después, en el NH, con cientos de asistentes, alcaldes y cargos. El mensaje: Javier no vengas a Málaga a provocar y menos con Soraya, porque Soraya es madrina de Juanma Moreno, que es quien manda. En fin, sí, como niños. Sin duda Moreno Bonilla siente a veces el aliento de Arenas en el cogote, aunque se supone que ya no está. Pero, en su caso, suponer eso siempre es mucho suponer. La larga sombra de Arenas aún pesa, como una guadaña invisible esperando el fracaso electoral. De ahí todo esto. Quizá el PP andaluz prepara mucho más concienzudamente sus fracasos en Andalucía que la posibilidad del éxito. En definitiva, harían bien en recordar que los 40 años de hegemonía del PSOE son también 40 años de fracasos del PP perdiendo elecciones. Y nadie ha perdido más elecciones que Arenas. El campeón es un gran campeón en el ranking de derrotas. Pero ahí sigue su sombra, como una guadaña invisible.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?