¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El 82% de los profesionales de enfermería padece estrés

Y más del 50% sufre el síndrome del profesional "quemado", según un estudio elaborado por SATSE

Enfermera en hospital /

Más del 50% de las enfermeras sufre en la Comunitat Valenciana el síndrome del profesional “quemado”, ocho de cada diez padecen estrés, y un alto porcentaje distintas dolencias o alteraciones del comportamiento, como tensión muscular, problemas de sueño, temor o angustia.

Son datos obtenidos en el Estudio sobre Percepción de estrés en los profesionales de Enfermería, elaborado por el sindicato SATSE. En ese estudio, que se ha hecho mediante encuestas a las enfermeras y enfermeros, el 86% considera que el ambiente laboral se ha deteriorado, un 65% entiende que la atención a los pacientes ha empeorado en los últimos años y un 80% piensa que no hay plantillas de enfermeras suficientes. La secretaria autonómica de SATSE, Mª Luz Gascó, incide en que el aumento de las plantillas es fundamental, pero también el de la especialización y la formación, porque la asistencia sanitaria ha cambiado mucho en pocos años:

El Satse considera que los recortes aplicados con motivo de la crisis han deteriorado de manera alarmante a lo largo de los años la calidad asistencial que se presta a los ciudadanos. Y por ello, reclama a la Conselleria de Sanidad que demuestre realmente que la crisis ha pasado e inviertan los recursos humanos y materiales para mejorar la atención sanitaria y las condiciones de los profesionales.

Comparativamente con el resto de España, donde también se ha realizado el mismo estudio, los resultados son muy parecidos, aunque, por ejemplo, el porcentaje de profesionales estresados se sitúa dos puntos por encima de la media nacional.

Las conclusiones, por tanto, son que el nivel de estrés que siguen padeciendo los profesionales de Enfermería continúan sobrepasando, de manera alarmante, los límites razonables puesto que siguen percibiéndolo ocho de cada diez enfermeras y enfermeros. Y en ocho de cada diez casos denuncian el empeoramiento de sus condiciones de trabajo y el deterioro del ambiente laboral. Más de siete de cada diez dicen que ha empeorado la atención que se presta a los ciudadanos en sus Servicios. La falta de recursos humanos en las Unidades, que denuncian en más de un 80% de casos los profesionales, está generando que no dispongan de tiempo para prestar a los pacientes la atención más adecuada.

Ante esta realidad, el Sindicato de Enfermería considera que la Administración sanitaria tiene que:

- Adoptar medidas, con carácter urgente, que relajen el nivel de estrés de los profesionales de enfermería puesto que se están alcanzando límites irrecuperables que inciden negativamente en su estado de salud.

- Intervenir, dentro de sus atribuciones y responsabilidades, para proteger la salud de sus trabajadores, tanto en cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, como por su deber, recogido en la legislación laboral, de garantizar la conciliación laboral y personal y evitar la enfermedad profesional.

- Establecer mecanismos que motiven a los profesionales, y permitan su realización profesional. Medidas que se traducirían en una disminución del estrés, y un aumento de las capacidades profesionales, satisfacción personal y rendimiento laboral de las enfermeras, resultando también beneficiados los ciudadanos.

- Adoptar medidas que mejoren las condiciones laborales y salud de los profesionales de enfermería. Las más destacadas son:

- Estabilidad laboral a través de la convocatoria de nuevas OPEs con plazas suficientes de enfermeras

- Implantación de un itinerario laboral y un siistema especial de jubilación

- Entornos de trabajo seguros (agresiones, bioseguridad, fármacos peligrosos,…)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?