¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La nueva guerra fría

La nueva forma de guerra fría ha estallado ya. Es como una de esas enfermedades silentes que van minando la salud pero casi sin que uno tenga conciencia de ella. Hay todo un ciberejército atacando día a día la realidad, empujando a los ciudadanos a construir una realidad ficticia que destruya la propia certeza en la que viven. La más informada de las sociedades es la más vulnerable a la mentira generalizada.

En nuestro propio ámbito local la mentira es capaz de recrear una realidad para configurar opiniones que contribuyan a deconstruir y deformar la propia certeza. Hay medios digitales, blogs, falsas webs…, que ni siquiera deberían tener tal denominación, que están especializados en difundir mentiras. Mentiras como que una conocida marca de alimentación se traslada a Hornachuelos o que el Mossad ha asesinado al Fiscal General. Desde lo local a lo general todo vale para generar una opinión descontrolada.

Los virus de la mentira se fabrican, desde espacios estratégicos cercanos al poder en Rusia, hasta en el hogar de un adicto a las redes sociales. Y todos encuentran en la incultura cada vez mayor de la ciudadanía, el caldo de cultivo necesario para su expansión. Y lo peor es que hasta reputados medios han caído en sus engaños. Europa más que nadie está sufriendo esta nueva forma de guerra, la pus brota en cada elección. La gente no se entera y contribuye. Lo cierto es que la frontera Este cada día tiene más tropas reales acantonándose a ambos lados, pronto tendremos también allí a soldados de nuestra brigada. Y esa herida empieza a dejar de ser virtual.

Solo podemos pedir a las gentes que dejen de creer mentiras y contribuir a la difusión de ellas. Aunque no lo crean su vida les va en ello.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?