Quirónsalud hace negocio a costa de las ambulancias públicas del SUMMA

  • El grupo sanitario privado Quirónsalud utiliza gratis ambulancias públicas para hacer traslados de pacientes entre sus centros
  • El pliego de condiciones del contrato con la Consejería de Sanidad, que les exime del pago del transporte sanitario, ha favorecido que se autoderiven pacientes que deberían ser atendidos en centros públicos más cercanos

El hospital de Valdemoro es uno de los cuatro del Grupo Quirón /

Los hospitales públicos que gestiona el grupo privado Quirón (Hospital Rey Juan Carlos, Hospital de Villalba, Hospital Infanta Elena y Fundación Jiménez Díaz) se derivan pacientes entre ellos para evitar perderlos en otros hospitales del Servicio Madrileño de Salud. La consejería de Sanidad lo sabe porque lo reflejan las auditorías oficiales de dos de estos centros y no sólo lo consiente sino que permite que utilicen de forma gratuita ambulancias del SUMMA para realizar los traslados.

Cuando un hospital de gestión privada tiene que enviar a uno de sus pacientes a un centro 100% público, tiene que pagar al SERMAS el precio tasado de las pruebas que le realicen y viceversa. Si finalmente el paciente decide quedarse en el hospital público para recibir la totalidad de su tratamiento, el privado pierde el dinero que recibe del Servicio Madrileño de Salud anualmente por la atención de este paciente (cápita). La clave, por tanto, para los hospitales de gestión privada es no perder pacientes en favor de los hospitales del SERMAS y para conseguirlo evitan tener que derivarlos allí.

Hace unos meses comprobamos a través de los datos del portal de transparencia cómo en 2015 cerca del 90% de los pacientes del Hospital de Villalba (Grupo Quirón) que necesitaron acudir a otro hospital fueron derivados a la Fundación Jiménez Díaz (Grupo Quirón), que está a 40 kilómetros de distancia, en vez de acudir a los hospitales públicos de El Escorial o Majadahonda que están más cerca. La Consejería justificó esos traslados, a los que dio el visto bueno, asegurando que formaban parte del derecho del paciente a la libre elección de médico porque el usuario se trasladaba motu proprio y por sus medios de un hospital de Quirón a otro del mismo grupo.

La Cadena SER solicitó entonces a través del portal de transparencia los datos de los traslados secundarios realizados por ambulancias del SUMMA 112 durante el año 2016 entre los hospitales del grupo Quirón. Unos datos que revelan cómo estos centros derivan a sus pacientes de unos hospitales a otros de su mismo grupo para evitar que pasen por la red pública. Pacientes, incluso con patologías tiempo-dependientes (derivados a UCI o unidad coronaria), que son enviados a centros de Quirón situados a 40 kilómetros de distancia a pesar de que podrían ser atendidos por un especialista a menos de 4 kilómetros.

Una de las máximas del traslado interhospitalario es derivar al paciente al centro más cercano que disponga de los recursos óptimos para atender su patología, intentando reducir al máximo el tiempo de tránsito y con ello su coste. En la Comunidad de Madrid es el Servicio Coordinador de Urgencias (SCU) del SUMMA 112 el encargado de organizar y planificar estos traslados porque es quien dispone de forma actualizada de datos acerca de la ocupación de camas de hospitalización, urgencias y UCI de cada uno de los centros de la red sanitaria pública. Por tanto, el SCU es quien debería decidir el hospital de destino de un paciente cuando un centro solicita su derivación. Lo que ocurre, nos cuentan fuentes del SUMMA, es que cuando llegan a recoger a muchos de los pacientes de los hospitales del grupo Quirón, se les comunica que tienen cama reservada en otro centro de la misma empresa y no les dan opción de llevar ellos la iniciativa.

DATOS DEL PORTAL DE TRANSPARENCIA SOBRE TRASLADOS INTERHOSPITALARIOS EN 2016

- El Hospital Infanta Elena de Valdemoro (Quironsalud) derivó el pasado año a 275 pacientes, el 60% de ellos (165) a hospitales de su empresa (41 a la Fundación Jiménez Díaz (a 35 km) y 124 al Hospital Rey Juan Carlos (a 30 km). El hospital universitario de Getafe, que es público, se encuentra a menos de 20 kilómetros del Infanta Elena. El 12 de Octubre a 19 kilómetros y hay que pasar por delante de él para llegar a la Fundación Jiménez Díaz. 

- El Hospital de Villalba (Quironsalud) derivó en 2016 a otros hospitales a 208 pacientes, el 61% de ellos (128) a hospitales de su grupo (118 a la Fundación Jiménez Díaz (a 40 km) y 10 al Hospital Rey Juan Carlos a (50 km). El Hospital Universitario Puerta de Hierro se encuentra a 30 km de distancias del de Villalba

- El Hospital Rey Juan Carlos de Móstoles (Quironsalud) derivó el pasado año a 204 pacientes derivó a otros hospitales a 204 pacientes, el 27% de ellos (56) a hospitales de su empresa (51 a la Fundación Jiménez Díaz (35 km) y 5 al Hospital Infanta Elena (a 30 km).

Desde la consejería de Sanidad, lejos de calcular el dinero que está dejando de ingresar la Comunidad de estos hospitales, lo que dice es que no supone un gasto extra. Respecto al traslado gratuito de los pacientes, lo confirman y lo justifican asegurando que el SUMMA 112 atiende pacientes y no hospitales.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?