El Efebo de Toledo se traslada al Museo de Santa Cruz

El Consorcio de la Ciudad de Toledo se despide de la la estatua romana que apareció en junio en unas excavaciones

El Efebo de Toledo se traslada desde el Consorcio de la Ciudad de Toledo al Museo de Santa Cruz /

La escultura fue encontrada el pasado 21 de junio en un edificio del Casco Histórico bajo la calle Navarro Ledesma. Se trata de una estatua de mármol de un metro de longitud que constituye una reelaboración del Sátiro de Samia. Es probable que el mármol proceda de un enclave griego: la Isla de Paros. Con este material se esculpían estatuas de divinidades con un carácter meramente ideal y decorativo. Se estima que la escultura se encontraba en unas termas del siglo IV d.C. Ha permanecido oculto durante 1.400 años.

En el acto de presentación de la escultura se ha destacado la labor del Consorcio por su contribución a la conservación y difusión del patrimonio arqueológico de la capital regional. 

"No tenemos que olvidar que la riqueza de una ciudad como Toledo reside no solo en conservar sino en hacer crecer nuestro patrimonio. La manera coordinada en la que se está actuando en Toledo es un ejemplo modélico de como se puede hacer", ha afirmado Jesus Carrascosa, viceconsejero de Cultura. 

El lunes la pieza será entregada en el Museo de Santa Cruz. En el lugar del hallazgo se ubicará una réplica de la escultura perteneciente al siglo IV d.C, según ha confirmado el Carmelo Fernández, arqueólogo y director de excavaciones.

El concejal de Patrimonio del Ayuntamiento de Toledo, Teo García, ha calificado de "espectacular" el hallazgo de la escultura. Descubre, incide el concejal, detalles del Toletum romano.

"Este redescubrimiento viene a abundar en el Toledo romano. Cada vez hay más indicios que revelan con más nitidez nuestro pasado romano", ha señalado.

Una muestra más de la monumentalidad de una ciudad referente en patrimonio cultural.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?