¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

"El césped puede ser un artículo de lujo"

El Ayuntamiento calcula las pérdidas de la sequía en 861.000 euros en zonas verdes. Aquavall plantea un Plan de Emergencias

La concejala de Medio Ambiente explica los efectos de la sequía junto al gerente de Aquavall (Pedro Arroyo), en primer plano, y Ángel Asensio /

"Es muy  posible que en unos años el césped sea un artículo de lujo; o sea  que sólo podrá tenerlo quien que pueda pagar el agua a unos precios muy caros". La declaración del Jefe del Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Valladolid, Ángel Asensio, revela la dimensión de la sequía y el avance del cambio climático. La reducción de la superficie destinada a zonas verdes tiende a reducirse.

El Ayuntamiento de Valladolid  ofreció los datos sobre el impacto de la sequía en las zonas verdes de la ciudad: 353.000 metros cuadrados de césped, praderas y otros tapizantes.  Los datos desvelan también que ha supuesto daños en 204 metros lineales de setos, 16.000 unidades de arbustos y 650 árboles.

Otra declaración  evidencia los planes de la Administración ante la persistencia de la sequía: "No tendría ningún sentido plantar todo el césped cuando no tenemos garantía de riego", afirma la concejala de Medio Ambiente y Sostenibilidad, María Sánchez. 

El impacto en los barrios es desigual:  la parte más afectada es la zona oeste (38 por ciento), seguida de la zona sur de la ciudad (30 por ciento), norte (15 por ciento), centro (12 por ciento) y este (5 por ciento).

El jefe del Servicio de Parques y Jardines y la concejala explican a los periodistas el impacto de la sequía según las zonas / Ayuntamiento Valladolid

De forma paralela a esta evaluación, Aquavall ha redactado un Plan de Emergencias ante situaciones de sequía para el abastecimiento urbano de Valladolid, que presentará en breves fechas a la Confederación Hidrográfica del Duero.

El Plan de la empresa pública del agua  contempla  medidas de la gestión de la demanda tales como la prohibición de uso de agua potable para riego de zonas verdes, baldeo de calles o patios, usos ornamentales, limpieza de vehículos y llenado de piscinas o descensos de presión, así como medidas de gestión de la oferta, como uso de aguas recuperadas o el incremento de la eficiencia operativa de la red de distribución. 

Según la Concejalía “se pretenden obtener unos resultados que podrían llegar, en los casos de sequía muy grave a una reducción total acumulada de la demanda de un 31% sobre el consumo medio”.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?