¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Videojuegos

Doom VFR se pasa a la realidad virtual

ID Software y Bethesda presentan ‘Doom VFR’ para Playstation VR y HTC Vive. Demonios y sangre por todas partes, literalmente

Después del renacimiento de Doom para PC, PS4 y Xbox One el año pasado y la reciente llegada de la versión híbrida con opción portátil para Nintendo Switch, la saga va un paso más allá. ID Software y Bethesda nos traen ahora ‘Doom VFR’, un juego completamente nuevo, con una nueva historia y protagonista, para disfrutar con gafas de realidad virtual. Y en el caso de PS4, también con el mando pistola PS VR Aim Controller.

Fijaos si es diferente la nueva campaña que ahora no sólo vamos a tener que sobrevivir a hordas de demonios en el planeta Marte. Es que, directamente, somos un científico muerto víctima de los monstruos. En estado espiritual, y gracias a una matriz cerebral artificial, vamos a convertirnos en un agente de seguridad cibernético para detener la invasión y restablecer la estabilidad en las bases del planeta. A partir de aquí avanzaremos con el clásico sistema de puertas bloqueadas por tarjetas o llaves mientras destrozamos demonios con un amplio arsenal de armas sin ahorrar en balas ni sangre, con la espectacularidad y crudeza propia de Doom.

Demonios de todas las formas ante nosotros / ID Software/ Bethesda

Lo primero que llama la atención en este Doom VFR es su sistema de movimiento. Al principio resulta bastante extraño, porque no podemos avanzar andando de forma natural con el stick izquierdo a no ser que lo activemos en opciones. En lugar de eso contamos con dos capacidades de movimiento por defecto: un súbito teletransporte hacia el lugar al que apuntamos nuestra arma (estilo ratón de PC), y un deslizamiento con la cruceta en las cuatro direcciones, que nos sirve para esquivar ataques o alejarnos de golpe medio metro, más o menos. Y a esto hay que sumar los toques de stick derecho que ya pudimos ver en Resident Evil 7 para girar al personaje sobre su eje, y que son regulables en amplitud. Los primeros minutos es incómodo, aunque no tardamos demasiado en acostumbrarnos. En cualquier caso, es mejor activar el movimiento libre con el stick izquierdo para ganar en rapidez de movimientos.

Bases humanas en Marte plagadas de peligros / ID Software/ Bethesda

Y es el combate, una vez más, el protagonista de Doom VFR. Con el mando pistola PS VR Aim Controller nos sentiremos como con el rifle láser, escopeta o lanzacohetes en la mano. Allí donde apuntemos físicamente, gracias a la Playstation Camera, dispararemos. Cuando los enemigos parpadeen en azul y estén a punto de morir la mejor opción es teletransportarnos hasta su posición y destrozarlos de una embestida, de forma que nos proporcionen recursos como vida o munición. La elección del tipo de arma más adecuada para cada encuentro y el uso de los deslizamientos con la cruceta para ponernos a cubierto son la clave para sobrevivir (si es que podemos hacerlo siendo un ser espiritual). Además contamos con una breve ralentización de tiempo estilo ‘Matrix’ para decidir mejor nuestras acciones. La experiencia con el mando pistola es, una vez más, magnífica. Añade todavía más inmersión a la realidad virtual, y esos combates en los que miramos para atrás y seguimos disparando alrededor sin parar son impagables. Esperamos que lleguen pronto más juegos de disparos que aprovechen este periférico como lo han hecho Doom VFR o el pionero Farpoint.

¡Apunta a las bombonas de gas! / ID Software/ Bethesda

Tanto nuestra armadura como las armas son mejorables desbloqueando avances. Podemos conseguir más defensa, mayor capacidad de munición y más ralentización temporal; en el caso de las armas añadiremos disparos secundarios. Los niveles son rejugables, de modo que podemos volver para atrás y encontrar objetos y coleccionables como los muñecos que nos dan acceso a mapas clásicos de Doom. Esto también alarga la vida del título, porque la duración de la campaña no es excesiva. Aunque sí muy muy intensa.

Demasiado cerca... / ID Software/ Bethesda

Técnicamente tenemos que ser conscientes de que estamos en un juego para la realidad virtual, y todo lo que añade en inmersión, lo resta un poco en definición gráfica y texturas, aunque cada vez menos. La fluidez del título es buena, y el detalle gráfico correcto, en la misma línea. Sigue siendo un poco incómodo leer textos, pero afortunadamente no hay muchos. Lo ideal es jugarlo en sesiones de no más de una hora, ya que al quitarnos las gafas tenemos que volver a la realidad. Y teniendo en cuenta que es Doom y nos ofrece acción por toneladas, esto no es fácil. Por cierto la dificultad, salvo la más baja, es bastante considerable. Vamos a reiniciar unas cuantas veces los enfrentamientos cuando nos toque superar hordas finales, porque no son jefes, son hordas sedientas de sangre.

Más actualidad

Metidos en pleno invierno es un buen momento para el lanzamiento de ‘STEEP Camino a las olimpiadas’. Incluye el juego original de deportes de tabla y esquí, pero con la ampliación de los Juegos Olímpicos de Pyeongchang 2018, en Corea del Sur. Podemos deslizarnos en Half Pipe, hacer slalom, snowboard y mucho más, con el objetivo puesto en la clasificación para la próxima cita coreana.

El próximo 26 de enero llegará a las tiendas Dragon Ball FighterZ, uno de los juegos de la saga que más expectación está levantando por su fidelidad gráfica al anime y sus fotogramas calcados al manga original. Los últimos personajes en sumarse a los Goku, Freezer, Vegetta o Piccolo han sido Kid Buu, la versión juvenil del terrible monstruo rosa y Gohan adulto. Ya hemos podido ver sus primeros movimientos y siguen la cuidada línea de los personajes ya revelados.

La versión para Nintendo Switch de Syberia 2 ya está a la venta. La aventura gráfica firmada artísticamente por Benoit Sokal y con Kate Walker como protagonista desembarca en la consola híbrida. Junto a su compañero Hans y el autómata Óscar deben atravesar las llanuras heladas en busca de los legendarios mamuts. De esta forma podemos disfrutar de la precuela de Syberia 3, que aparecerá en NIntendo Swicth a lo largo de 2018.

Y en formato portátil ya está también en el mercado para Nintendo 3DS New Style Boutique 3 Estilismo para celebrities, en el que podemos convertirnos en estilista de estrellas musicales. Vamos a ser encargados de una tienda de moda con hasta 20.000 artículos disponibles como ropa y accesorios, y esta vez con moda también masculina. Además contamos con opciones de maquillaje y peluquería para crear con imaginación verdaderas estrellas entre los 200 personajes disponibles. Y si nos parece poco estar entre bambalinas, también podemos subir al escenario y bailar junto a las artistas.

Los dispositivos móviles Android e iOS ya tienen disponible para su descarga gratuita el último juego de la mítica serie futbolística ‘Campeones’, conocida en tierras japonesas como ‘Captain Tsubasa’. El título se llama ‘Captain Tsubasa: Dream Team’ y cuenta con un importante componente de estilo manager para ir completando misiones hasta conseguir un equipo de estrellas. Permite jugar partidos online contra otros jugadores y cuenta con modo historia para revivir los mejores momentos de Oliver y Benji, en este caso Tsubasa y Genzo. Vamos a poder ver el tiro del tigre, la catapulta infernal, y mucho más.

Call of Duty World War II es el más vendido de noviembre / GAME

Finalmente, ya conocemos los diez juegos más vendidos en España durante el mes de noviembre en la cadena de tiendas GAME. Encabeza el ránking la versión PS4 de Call of Duty World War II, seguido por FIFA 18 (PS4) y Pokémon Ultrasol para Nintendo 3DS. En cuarto lugar está Assassin´s Creed Origins (PS4), después Pokémon Ultraluna (N3DS) y Gran Turismo Sport (PS4). El séptimo puesto es para Star Wars Battlefront II (PS4), el octavo para Call of Duty World War II (Xbox One), luego Super Mario Oddysey (Switch) y el décimo lugar para Need for Speed Payback (PS4). Hasta aquí el SER Jugones de esta semana, pasadlo bien.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?