¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Las otras voces dormidas

Ellos son recordados por luchar en el frente, la figura femenina queda en el olvido. Conocemos los testimonios de Ana María Almagro y Remedios Gómez, reflejo de aquellas mujeres que permanecieron calladas.

Mujeres en la Guerra Civil /

El 18 de julio de 1936 tiene lugar el golpe de Estado. Muchas personas logran huir a otros países, pero otras se quedan en ciudades como Córdoba, que estaban en manos de los golpistas, bajo unas duras condiciones. Así, según la poeta, novelista e investigadora Matilde Cabello, “Córdoba se convierte en una auténtica ratonera”.

Matilde Cabello / CADENA SER

Eran tiempos difíciles, en los que sólo por pertenecer a una ideología distinta eras juzgado y sometido a unas duras represalias. Si bien tanto hombres como mujeres las sufrieron, siempre ellos son los recordados por luchar en el frente y, sin lugar a dudas, la figura femenina queda en el olvido. Entre estas mujeres encontramos a Pepita Patiño, Ana María Almagro y Remedios Gómez, quienes fueron “las víctimas calladas”.

Remedios Gómez vivió esta época con tan sólo 4 años, cuando tras fusilar a su padre y a su hermano mayor, tuvo que irse caminando hasta Jaén junto a su madre y al resto de sus hermanos.

Remedios Gómez / CADENA SER

Por su parte, la historia de Ana María Almagro es de total valentía y coraje. Con los ideales progresistas conocidos en Francia, donde tuvo que emigrar a los 9 años junto a sus padres y a su hermano, empieza una nueva vida en España que le lleva a conocer a su marido Francisco Losada Ventura.

Ana María Almagro / CADENA SER

Hoy día, hay más de 150.000 desaparecidos y permanecen algunos restos del fascismo en las calles y en el ADN de algunos ciudadanos.

Flori Rodríguez / CADENA SER

Según Florentina Rodríguez, miembro del Círculo de la Memoria de Podemos Andalucía, el hecho de que la Ley de Memoria Histórica de Andalucía no esté desarrollada supone “someter a las víctimas a la tortura”. Además, ella misma asegura que se deberían crear oficinas de víctimas para salvaguardar sus derechos. En las fosas comunes de Córdoba se estima que pueda haber alrededor de 4.000 víctimas del franquismo, cuyos familiares esperan que comiencen la exhumaciones. El Ayuntamiento de Córdoba conocerá la semana próxima el dictamen de la Comisión para la Memoria Histórica que ha abordado una serie de propuestas para atender las reclamaciones de los foros memorialistas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?