¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

"Palencia y la Constitución" ( y 2 )

La Firma de Eduardo Nieto

Ayer se celebró el 39 aniversario de la C.E. y el 3, día de puertas abiertas que el Congreso estableció en 1997. Contemplar los balazos del tejerazo es máxima atracción (“¡Se sienten, coño!) y la exposición titulada “Habla, pueblo, habla”. Sana combinación interpretable como una chanza de opereta o gesto de desagravio por las diarias afrentas que sufre la C.E. en las carnes del prójimo.

La elogiada en otro tiempo como la más avanzada del mundo, ¡dura competencia morbosa!, está más contaminada que los alimentos precocinados, a causa del descrédito por la impune corrupción de quienes juran cumplirla y hacerla cumplir. Pero, en esta fecha se toman un vino para subsanar el represor uso de otros momentos.

Celebrarán los 10.491 palentinos en paro, 50% juvenil, el art. 35: “Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el DERECHO AL TRABAJO…”? Explíquenselo. ¿Y los miles de mujeres que después de trabajar en las “tareas del hogar” día tras día y año tras año, no perciben un céntimo, ni derecho laboral alguno, ni pensión? Organizan la casa, las comidas, va al mercado, baña, viste a los niños…lava, plancha y un largo etcétera que incluye los fines de semana (una empleada del hogar, 1.000 euros jornada + seguro social) Total, impagable discriminación.

Explíquenselo a los más de 2 centenares que pasan por comedores sociales o los albergues, a los que se tapan con ropa de abrigo y manta en casa porque no les llega el sueldo precario por el aumento del “recibo de la luz”, del agua, del gas y la comunidad (ahora entiendo aquel reclamo constante de nuestra madre cuando decía “¡esa luz…!, ¡ese grifo…!, ¡esa puerta…!” o “eso se come con pan”). ¡Qué viejos!

Y la gratuidad de la enseñanza (art.27), la integración de la disminución física, psíquica y sensorial (art. 49), o 41.639 pensionistas palentinos y el art. 50 y, sobre todo, el 31, gozada democrática que dice: “Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica…” (84% el trabajo, 16% el capital), y desde Suiza, porque, “Los españoles son iguales ante la ley…” (art.14). Será la de dios…art.16, de libertad religiosa (¡11.000 millones del ala!).

Se deduce que el gobierno está fuera de la ley constitucional. Tampoco la ciudadanía la hacemos nuestra. Se “impuso” al caer la dictadura. Si fue útil en su momento, hoy ya poco arregla, por eso la mayoría (62%) piensa que es necesaria otra nueva.

¿Reforma? No. Mejor un proceso para hacerla en común, como sujeto constituyente que somos y no por encargo. Entonces será realmente nuestra y la entenderemos, respetaremos y exigiremos radicalmente su cumplimiento, impidiendo chuflas del 135, del 155 y 128.

La solución es reflexionar y decidir cada artículo, desde la escuela hasta el hogar de pensionistas. Es nuestra vida y la razón de la convivencia voluntaria de constituirnos como Estado social y democrático de derecho, “de libertad, justicia, igualdad y pluralismo político”, que así reza el art.1. Largo proceso en tiempo, sí, pero la celebraremos todos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?