¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Tokio, 50 metros más cerca de Vigo

Chano vuelve a tocar metal y consigue el bronce en los Mundiales de México

Chano posando con su medalla de bronce nada más acabar la ceremonia de entrega /

Cantaban los argentinos en el Mundial de Brasil aquello de “Brasil, decime que se siente, teniendo en casa a tu papá”, y eso es lo que ha podido cantar también Chano Rodríguez en México. Se quitó la espina de Río en donde se quedó a 20 centésimas del bronce y tenía como objetivo volver a decirle a los rivales que “aquí está papá”. Y Papá Chano llegaba a México DF con ganas de volver a tocar metal. Era un reto difícil porque cada vez el nivel es más alto pero, ya advertía a los suyos y a sus rivales, que iba a ir a por todas; y así fue. Antes de comenzar su prueba estrella, los 50 libres, Chano Rodríguez colgaba un tweet en el que decía: “principio y final de mi participación en los Mundiales de Natación, vamos a por todas”. En esos instantes previos se pasaron por su cabeza muchos recuerdos pero, sobre todo, con su gen ganador activado, lo que tenía en mente era conseguir otra vez un metal. Se preparó, visualizó la prueba que tantas veces había trabajado y se lanzó a la piscina para volver a ser el Chano coleccionista de medallas. El espíritu competitivo y de superación volvió a estar presente al máximo. Y es que se quedó a 6 centésimas de la plata y volvió a tocar metal con un bronce que sabe a mucho. Además con marcaza de 34, 66 que no deja de ser un mensaje a otros nadadores para que no bajen la guardia que Papá Chano está otra vez en el podio.

De Vigo a México DF con la mente puesta en el Europeo de Dublín y, por supuesto, en Tokio. E incluso con la mente puesta en el cocido galego que amenaza que va a caer nada más llegar a Vigo. Bien merecido que está. Chano Rodríguez quiere ir a otros juegos y lo va a seguir intentando. Se podría decir que está 50 metros más cerca de los JJOO de Japón. Pero para eso quedan muchas batallas que dar, muchos apoyos que recabar y muchas mañanas, tardes y noches nadando en Vigo, Cádiz, Sierra Nevada, Canarias o donde surja. Hoy Chano, en México, podría cerrar los ojos y pensar en Os Merendiñas haciendo suyo el hit argentino y cantando aquello de “Decíme que se siente, teniendo en casa a tu papá”. Papa Chano vuelve con 500 gramos más en la maleta. 500 gramos de bronce que le hacen estar 50 metros más cerca de Tokyo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?