¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

13 investigados por robo de galgos y caza furtiva en La Moraña

Finaliza la Operación Tenazón puesta en marcha por la Guardia Civil que ha permitido recuperar y entregar a sus propietarios 4 perros

Galgos intervenidos en la operación Tenazón /

3 personas detenidas, otras 11 investigadas, 4 perros recuperados y entregados a sus propietarios, otros 15 aprehendidos, 1 vehículo intervenido y 52 denuncias tramitadas. Son las cifras de la denominada Operación Tenazón, puesta en marcha por la Guardia Civil en nuestra provincia, que ya tuvo una primera fase a principios de noviembre y que se da ya por finalizada.

La operación está vinculada al robo de galgos y su utilización como animales para la caza furtiva en esta comarca de nuestra provincia. Sobre los detenidos pesan los presuntos delitos de delitos Contra la Flora y Fauna, Falsedad Documental, Robos y Maltrato de Animales, El dispositivo del SEPRONA se puso en marcha tras comprobar, gracias a la colaboración ciudadana, la presencia de bandas que se dedicaban a 'probar' a los galgos en partidas de caza que se hacían en la zona norte de la provincia.

Del 30 de octubre al 12 de noviembre se puso en marcha en La Moraña un dispositivo especial con la participación de Unidades de Seguridad Ciudadana, Tráfico, el Equipo ROCA de Policía Judicial, el SEPRONA y el Grupo de Helicópteros de Torrejón de Ardoz (Madrid), con el apoyo de los Guardas de Campo de la empresa PROYSECAM.

El 31 de octubre se localizó un todoterreno dentro del término municipal de Villanueva del Aceral con 4 ocupantes y que trasladaban 5 galgos ocultando bajo los asientos 3 liebres muertas. . El 6 de noviembre fueron localizados en Palacios de Goda 3 personas cuando realizaban una batida por el terrerno con 4 galgos y, al día siguiente, se identificó a otro grupo con 4 personas y 3 galgos. Todos los identificados tenían numerosos antecedentes en materia de caza.

El SEPRONA procedió a instruir diligencias policiales en calidad de detenidas e investigadas a estas personas por supuestos Delitos contra la Fauna y Flora al cazar de forma furtiva con galgos, en cotos de los cuales no son socios y en un día no hábil, destacando que en la intervención del día 7, habían cazado una liebre que se encontraba oculta bajo los asientos del vehículo.

El 'modus operandi' de los detenidos consistía en sustraer los galgos y, tras extraerles el microchip que les identifica meridante una incisión en el cuello, eran 'probados' en los cotos de caza abulense para analizar sus condiciones y aptitudes. A los no aptos, se les abandonaba en la zona y a los válidos, se les ponía un nuevo microchip para darles la consideración de 'legales' o simplemente no se lo ponían.

La Guardia Civil ha agradecido a la ciudadanía su estrecha colaboración sin la cual sería más complicado este tipo de intervenciones.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?