¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Herrera asume que se juega el puesto en Barcelona y descarta la dimisión

El entrenador del Sporting recurre a tres jugadores del filial para completar una convocatoria en la que no entran ni Rachid ni Adrián Montoro

El Sporting se juega algo más que tres puntos este viernes en Barcelona. Se juega su prestigio, su credibilidad como equipo (muy tocadas ambas después de la nefasta racha de resultados). Y se la juega Paco Herrera, que sabe que su puesto peligra si no es capaz de conseguir una victoria en el Mini Estadi. "Sí tengo esa sensación, pero cada semana. No es para este partido. Entiendo que para el siguiente también, y después para el siguiente, porque la situación es difícil y no va a cambiar porque ganemos un encuentro", afirma el entrenador, que tiene claro que no va a dimitir, porque "el mayor error es dejar de pelear" y porque sigue convencido de que "este equipo acabará arriba, aunque ahora no lo parezca, porque no lo está".

Herrera, que asegura que el director deportivo Miguel Torrecilla no le ha hablado durante la semana de su situación personal, se la va a jugar en unas circunstancias difíciles. Las lesiones asolan al equipo en el peor momento. Con siete bajas se ha encontrado el entrenador a la hora de configurar la convocatoria para Barcelona. Canella y Barba se han recuperado, pero no así Xandao ni Rachid. El caso que más ha dado que hablar es el del franco-argelino: los médicos no detectan una lesión concreta, pero el futbolista considera que tienen molestias suficientemente importantes como para no jugar. Herrera hizo referencia a "la resistencia al dolor" de cada persona, pero la postura de Rachid no agrada al cuerpo técnico, ya que la situación ya se produjo en verano, en un partido amistoso.

La sorpresa en la convocatoria, ante semejante plaga de bajas (Bergantiños, Calavera, Sergio Álvarez, Álex López, Lora, Xandao y el mencionado Rachid) es la ausencia del lateral del filial Adrián Montoro. Lo justifica Paco Herrera por la decisión de alinear en ese puesto a Juan Rodríguez y no querer tocar más efectivos del filial, sobre todo si no tiene claro que vayan a disputar minutos. No dudó Herrera en afirmar que volverá a la defensa de cuatro.

Aunque no lo confirmó al cien por cien, el entrenador dejó bastante claro que Nacho Méndez volverá al once ("está perfectamente preparado", dijo), seguramente acompañado por Álex Pérez, que ante el Zaragoza ya acabó como mediocentro.

El equipo sabe que en Barcelona se juega algo más que tres puntos. A nivel colectivo y, en el caso del entrenador, también a título individual.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?