¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

David Refoyo: "Se trataba de extraer la síntesis de “Don de la ebriedad" y reformularlo desde una óptica actual”

"Donde la ebriedad", tercer poemario del poeta zamorano, bucea en la poética de Claudio Rodriguez a través de la narrativa transmedia

“Experimentar; Probar y examinar prácticamente la virtud y propiedades de algo”. Así define la Real Academia Española este verbo, y su acción es como define David Refoyo (Zamora, 1983) su tercer poemario Donde la ebriedad (La Bella Varsovia, 2017); un experimento en torno a la poética de Claudio Rodríguez y en el que deja entrever el meticuloso trabajo realizado para con los versos del autor de Alianza y Condena.

Portada de "Donde la ebriedad" / La Bella Varsovia

El término utilizado por el autor para definir las 89 páginas de esta obra literaria puede que se parezca más a aquella gesta realizada Filópono de Alejandría, en el siglo VI dc, cuando consiguió formular el principio de caída de los cuerpos, un milenio antes de que la cabeza de Isaac Newton sufriese la agresión simbólica del Imperio de Steve Jobs, y que siglos después se reformularía como la Teoría del Ímpetu; cualidad a destacar en Donde la ebriedad y gracias a la cual Refoyo consigue arropar, en la portada de libro, la sobriedad castellana de nuestro inmortal poeta con el torrencial impulso que provoca ponerse una de esas cazadoras de cuero vestidas por los amantes del rock &roll, excepcional metáfora que se trasplanta de lo visual a lo literario.

La maestría para combinar factores tan alejados en el tiempo y el espacio a través de juegos imposibles genera poderosísimas imágenes que nos permitirán ver a Bob Dylan subiendo a Peña Trevinca o a Toni Kukoc encestando un triple en rectificado en una “pachanga” en el Parque de León Felipe. Habilidad que le ha permitido, de forma sencilla, anudar los ítems de la narrativa transmedia a las preocupaciones seculares de la poesía social.

Una observación de la realidad que escava, a la vez, en lo introspectivo y que sin atisbo de melancolía le urge a retroceder a un pasado inmediato, al fin poso de lo presente, para “verse desde fuera” y desplegar el idealismo del púber que podría pagar todas sus consumiciones en la noche de un sábado mientras en cada trago engulle una dosis de escepticismo adulto.

Por todos estos motivos, el joven poeta zamorano ha alcanzado una importante cota, llegar a ser finalista del premio “Adonais”, uno de los más importantes galardones del universo poético español.

David Refoyo ha publicado las novelas "25 centímetros" y "El día después" y los poemarios "Odio", "amor.txt"  y "Donde la ebriedad"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?