PARA EMPEZAR

Machismo olímpico

Canarios y canarias, el deporte no es cosa de niñas, es una cosa de machos. Nunca para las niñas y, mucho menos, para las mujeres. Quizás podrían hacer aeróbic, la natación sincronizada y planchar, como mucho. Pero ya está porque para hacer deporte, deporte de verdad, lo más importante no es tener una gran fortaleza física, ni constancia, ni una mente fría: lo más importante es tener pene. Y como siempre no lo digo yo, ni mucho menos, sino las propias competiciones deportivas de élite. El último ejemplo lo descubrimos en el Campeonato Open Las Palmas Surf City. En esta competición los premios para los ganadores dependía de sus genitales. Estaba previsto que el primer ganador en la sección masculina recibiera 1.500 euros y una moto mientras que la primera clasificada femenina se iba a llevar 200 euros.

Por supuesto, 200 euros y un fuerte aplauso del público. Hasta el cuarto clasificado hombre iba a ganar más que la primera clasificada mujer. En total los surfistas iban a recibir 3.250 euros más una moto mientras que sus compañeras optaban, en conjunto, a sólo 500 euros. Únicamente hubiera sido peor que les regalasen una tabla pero de planchar.

En este caso, las redes sociales han actuado como árbitros justos e implacables y la Federación de Surf de Canarias, que es la que estipula los premios, ha decidido rectificar y ha igualado finalmente los galardones. Eso sí que es una victoria que se merece un oro olímpico. El problema no es este caso porque no se trata de un sólo un error puntual sino es algo que se repite en muchas competiciones deportivas. Muchos ven a las deportistas como principiantes que están jugando a hacer deporte, desde un punto de vista paternalista. Por ejemplo, creen que es mejor que las mujeres no jueguen al fútbol por si se rompen una uña, que no se dediquen al baloncesto por si se despeinan o que no levanten pesas por si algún día quieren ser madres.

Los medios de comunicación también tenemos mucha culpa de esto. Nos fijamos antes en cómo levanta la ceja Cristiano Ronaldo a cómo levanta Mireia Belmonte sus medallas de oro. Los deportistas son gladiadores, campeones o súperhombres, mientras que nos referimos a las deportistas como las chicas o las muchachas. Y eso, teniendo en cuenta, que ellas tienen más obstáculos que superar por culpa de todos.


Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?