Eminem, cómo hemos cambiado

El rapero más exitoso de todos los tiempos regresa con nuevo disco y nuevas colaboraciones

Eminem sigue siendo uno de los raperos más exitosos de la historia de la música /

Es listo, este Marshall Mathers. Eminem, si prefieren, o Slim Shady, su alter ego. Y es que acompañarse de una voz como la de Beyoncé para presentar un disco de hip hop es buena idea. Una técnica que ya ha repetido, pero no adelantemos acontecimientos. ‘Walk on water’ es la carta inicial de ‘Revival’, noveno disco de estudio del rapero más exitoso de la historia. Uno que, además, sabe qué es eso de empezar desde abajo.

En 1996 Eminem publica ‘Infinite’. Una joya de coleccionista de la que sólo vendió mil copias y que pocos conocían hasta que el propio artista lo recuperó en el 20 aniversario de su publicación. Buen rap que se quedaba en eso simplemente. Claro que tres años después el mundo conoció a Slim Shady.

El disco obtuvo reconocimiento mundial tanto en el mundo del rap como en la radiofórmula, aunque esto último nunca ha acabado de convencer a los más puristas del hip hop. Pero el álbum, ‘The Slim Shady LP’, con un Grammy, demostró que no tenía nada de comercial, ni en su lenguaje desatado ni en sus imágenes violentas. Siguió ‘haciendo amigos’, especialmente con referencias explícitas a compañeros como Christina Aguilera, con ‘The real Slim Shady’.

Les guste o no el hip hop, les guste o no Eminem, escuchan uno de los cien discos más vendidos de la historia, ‘The Marshall Mathers LP’, con 21 millones de copias y presentado por ‘The real Slim Shady’ para seguir con el juego de nombres. Es, huelga decirlo, el mayor éxito musical de un rapero, blanco por más señas, lo cual también le granjeó algún enemigo más. Con letras que hablan de violencia, acoso y drogas, no siempre de la manera políticamente correcta que uno espera, el álbum contenía otra joya: ‘Stan’, a dúo con Dido.

Regresó en 2002 con ‘The Eminem show’ con su capacidad para generar polémica intacta aunque con menos éxito que anteriormente. Y, claro, era tradición hablar de sí mismo en el single de presentación, ‘Without me’.

Ese año Eminem rompía los esquemas al hacerse, ni más ni menos, que con un Oscar por la canción ‘Lose Yourself’, de la banda sonora de ‘8 miles’, película que él mismo protagonizaba y que hasta cierto punto también se basaba en su vida. Para servidor, el mejor tema que ha parido Marshall Mathers.

Por estos años también tenía otras ocupaciones Eminem, como lanzar a la fama a otro importante rapero, 50 Cent, o participar en el grupo D12, y no es hasta 2004 cuando escuchamos su quinto disco, ‘Encore’, en el que aumenta sus dosis de humor, aunque la crudeza también está presente en temas como ‘Like toy soldiers’, donde samplea el éxito de Martika, de finales de los 80.

A partir de entonces, Eminem publica un par de discos con las típicas colaboraciones de amigos pero que, aunque se sitúan bien en listas estadounidenses, no logran el éxito planetario pasado. Para ello nos vamos al final de la década, cuando publica dos singles con Rihanna en dos discos distintos, una colaboración que funciona mejor para la de Barbados que para el rapero pero que le devuelve a lo más alto: ‘Love the way you lie’ y ‘Monster’.

Con el disco en el que se incluía este último tema, la segunda parte de ‘Marshall Mathers LP’ trece años después, destrozó todas las listas en Reino Unido. El rey parecía volver a su trono, pero desde entonces no ha encontrado una colaboración a la altura. Lo ha intentado con esta con la que nos despedimos, ‘Guts over fear’, con Sia, publicada en ‘Shady XV’ en 2014.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?