Últimas noticias Hemeroteca

Un cuarto de última hora riega Candás de millones

En Oviedo, la administración de Esteban Morales en Gil de Jaz vendió una serie de un quinto que deja 60.000 euros

Un cartel anunciaba este viernes, en la administración de la calle Gil de Jaz, el quinto premio del que se vendió una serie en el establecimiento. /

Lo bueno estaba al final. El último premio importante del sorteo de la Lotería de Navidad, un cuarto esquivo que se resistió hasta la una y cuarto de la tarde, nos reservaba aquí en Asturias la sorpresa final. El 61.207 se vendió íntegramente en Candás. Son 200.000 euros por serie, en total 34 millones de euros en un concejo de tamaño pequeño, Carreño, de poco más de 10.000 habitantes.

Ángel “Repinaldo”, del popular restaurante Casa Repinaldo vendió el grueso de los décimos y papeletas premiadas. Casi todo décimos, explicaba ayer su propietario, que dijo haberse enterado mientras repartía chorizos en Gijón. “Repinaldo” asegura que en Candás serán muchos los que se hayan llevado una parte del premio , pero que también se habrá repartido por toda España, ya que son muchos los turistas que durante el verano adquieren lotería en su establecimiento.

 Hasta que salió este premio podría decirse que la suerte había pasado rozando a Asturias, y levemente además, en forma de un quinto premio, el 22.253, del que se han vendido décimos por prácticamente toda Asturias. Una decena de administraciones y establecimientos expendedores han vendido pequeñas partes de este número, salpicado por Oviedo, La Caridad, Gijón por partida doble, Infiesto, La Fresneda, dos centros comerciales (INTU y Caudalia), y Villaviciosa. En total unos 132.000 euros. En la calle Gil de Jaz de Oviedo la administración de Esteban Morales ha vendido una serie de este número que ha dejado 60.000 euros, a razón de 6.000 por décimo. Lo que se llama un pellizco. Y en la calle Jovellanos, los hermanos Rosa y Julio Acebal, un décimo suelto.

Otro quinto que nos han sonreído en Asturias es el 3.278, del que se vendió otra serie en la administración de la calle Manso de Gijón. Otro quinto más con chispa ha sido uno de esos números feos, el 580, que ha dejado pellizcos de 6.000 euros en Ribadesella y en Avilés.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?