Vila-real despide a Andrea Carballo, fallecida en el accidente de tráfico en Benicàssim

La policía investiga posible caso de violencia de género

Vila-real ha dado el último adios esta tarde a Andrea Carballo, la joven de tan solo 20 años, que falleció este sábado de madrugada víctima de un presunto caso de violencia machista, después de que el vehículo en el que viajaba con su expareja, de 28 años, también fallecido, colisionara contra un surtidor de una gasolinera en la Nacional 340 de Benicàssim.

Cientos de vecinos de Vila-real, familiares y amigos de la víctima han acudido a la Iglesia Arciprestal esta tarde a las 5 para despedir a la joven. Toda la población de Vila-real está consternada porque lo que en un principio parecía un desafortunado accidente de tráfico, apunta a un posible caso de violencia machista. Según ha relatado la madre de la víctima en sus redes sociales, la joven rompió la relación en noviembre tras 2 años sufriendo malos tratos y se atrevió a denunciar a su expareja. De hecho, el Juzgado de Violencia sobre la mujer de Vila-real impuso al presunto agresor la prohibición de acercarse a ella a menos de 200 metros. Sin embargo, él incumplió la orden de alejamiento.

La Policía Nacional ha confirmado que la joven fue introducida a la fuerza en el turismo siniestrado. La víctima contaba con protección de una agente de la Policía Local, pero la mañana del accidente, él la abordó presuntamente, al salir de casa, la obligó a subir al coche tras una fuerte discusión, la secuestró y acabó provocando el accidente de tráfico en el que murieron los dos. La tía de la joven ha asegurado esta mañana que el sistema de protección ha fallado por completo y piden justicia, para que no haya más víctimas de violencia machista.

Cientos de personas, familiares, amigos y vecinos de la víctima han acudido esta tarde al entierro de la joven. El funeral del presunto agresor será mañana a las 12.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?