¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La vida desde el 7

Me gusta subirme al autobús. Cada vez más. Aunque me guste andar o ir en bicicleta, y esta ciudad es muy amable para ambas cosas, cada día me gusta más el transporte público. Uso mucho la línea 7 desde siempre. Me he dado cuenta de que mi vida cabe en “el 7”.

Desde mis escasos recuerdos de Cañero, a la Avenida Barcelona, San Lorenzo (ya sin parada) o Ciudad Jardín, casi todos los lugares habitados, vividos y trabajados (excepción de Valdeolleros) forman parte o lo han hecho del recorrido de la línea 7. Saludas a unos y a otras, conocidos y encuentras a quien hace siglos que no ves. Escuchas conversaciones sobre lo que de verdad interesa a la gente y no lo que se oye a políticos y medios. Escuchas la vida.

No es sólo que sea más ecológico y más eficiente (que lo es). Es que va la vida dentro. Nuestra vida en común. Hace unas semanas se hizo un silencio total a la altura de la parada de Galerías (que es como la seguimos llamando muchos) porque los usuarios miraron con respeto una manifestación de los Yayoflautas. En los autobuses no hacen falta consignas. Son verdad. Cuidemos cómo y a quienes nos mueven. Se lo dice un usuario del 7.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?