¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Las multas por exceso de velocidad, también en persecuciones policiales

Un vehículo policial que infrinja una norma de tráfico sólo podrá evitar la multa si ha activado previamente las señales luminosas y acústicas. Es lo que dice una sentencia firme del Juzgado de lo Contencioso-administrativo de Bilbao, a la que hemos tenido acceso, y en la que se desestima el recurso de dos agentes que circulaban en un vehículo con radar que fue cazado por otro al exceder la velocidad permitida

El cazador, cazado. El 4 de agosto de 2016, pasadas las 22 horas en el kilómetro 10,6 de la N-637 un vehículo oficial, sin distintivos, con un radar láser de control de tráfico en el mismo, circulaba realizando labores de vigilancia. Fueron captados por el cinemómetro cuando seguían a un Renault Clio que les había sobrepasado conduciendo, dicen, temerariamente. En su persecución, superaron en la velocidad permitida. Se les impuso una sanción de 100 euros (a abonar por los agentes, ya que desde hace un año el Departamento de Seguridad no paga las multas de tráfico). Recurrieron la misma y es ahora cuando el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Bilbao desestima su solicitud y, de paso, sienta un precedente.

Reconoce en la sentencia, a la que hemos tenido acceso, que "no hay razón para poner en duda que se encontrara cumpliendo con su deber", en la persecución que se refiere en la demanda, pero "sin las señales luminosas y acústicas, que a la vez que identifica a un vehículo oficial como prioritario "persiguen evitar riesgos" para otros conductores derivados "de su mayor velocidad o su omisión de respeto de otras limitaciones", no cabe considerar que su vehículo fuera prioritario, ni aplicar esa causa de exención. 

Para el sindicato ERNE, esta sentencia sienta un "precedente peligroso". Según su máximo responsable, Roberto Seijo, "la propia sentencia puede traer problemas de funcionalidad en la Policia vasca". Considera Seijo que "los seguimientos a delincuentes van a quedar tocados, serán más complicados y posiblemente se perderá eficacia policial". Mantiene, además, que el Departamento de Seguridad, "deberá asumir que los vehículos con distintivos o sin ellos, deberán llevar señales luminosas y acústicas", incrementando, así, la sensación de mayor intervención en la ciudadanía.

La sentencia es firme y contra ella no cabe recurso ordinario alguno.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?