¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Cientos de quejas por las condiciones de una fiesta de Nochevieja

Los jóvenes denuncian aglomeraciones de una hora en el acceso a la fiesta organizada por una empresa privada en el hotel Atalaya. También problemas con los autobuses, falta de servicios suficientes e incumplimientos

Colas a la entrada de la fiesta. /

Una oleada de quejas de jóvenes que acudieron a una fiesta de fin de año en el hotel Atalaya, en el término municipal de la Rambla, ha llenado desde ayer las redes sociales. La fiesta, organizada por la empresa Eventos Color Sur S.L., que también realizó fiestas en Moguer y en Torremolinos, ha suscitado numerosas denuncias en redes, pero también se traslucieron en hojas de reclamaciones y en denuncias recogidas por la asociación de consumidores Facua, que habla de jóvenes que no tuvieron acceso al autobús prometido y retrasos de los vehículos, aglomeraciones de cientos de jóvenes a la entrada, falta de servicios para atender al importante número de personas que acudió a la fiesta, venta de entradas 'Premium' y VIP "sin zonas diferenciadas", colas eternas en barras y falta de bebidas y vasos en el último tramo de fiesta. El precio de la entrada oscilaba de los 36 a los 60 euros.

Yaiza, una de las jóvenes que acudió a la fiesta, cuenta a Radio Córdoba que "lógicamente, 3 servicios para personas con una multitud de unas 600 mujeres era  imposible, así que a las 5 de la madrugada mandaron a los chicos a hacer sus necesidades fuera para que pudiéramos pasar a los suyos".

La joven también explica que no sólo se produjeron largas colas para acceder, sino incumplimientos sobre lo anunciado como "primeras marcas" en las bebidas, zonas diferenciadas para las entradas especiales o canapés que no llegaron a todos, "unos sandwiches de pan bimbo y pavo". Y roperos a 3'5 euros la prenda.

Otras personas han denunciado en redes que se quedaron sin poder subir al autobús, que esperaban numerosas personas, en zonas de la capital como Fátima y la Plaza de Toros.

Esta empresa, denuncia FACUA, ha cerrado el único espacio de comunicación con los jóvenes que contrataron la fiesta, la página de Facebook. Su presidente, Francisco Martínez Claus, anuncia que se pondrá en contacto con el Ayuntamiento de La Rambla para conseguir los datos de la empresa y hacerle llegar las reclamaciones. 

La misma empresa, con domicilio social en Fuengirola, organizó dos fiestas más en Torremolinos y Moguer, esta última suspendida a la hora de empezar por decisión municipal ante la falta de seguridad en el acceso al recinto.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?