¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Adrián Mateos: "Para llegar alto tienes que pensar en póker todo el día"

El jugador de San Martín de la Vega, con más de 12 millones de dólares en premios presenciales, cerró 2017 como número 1 mundial

Adrián Mateos en los estudios de la Cadena SER /

Con sólo 23 años Adrián Mateos ha vuelto a cerrar un año para recordar en el circuito profesional del póker. Más de 5 millones en premios por torneos presenciales así lo atestiguan, y pasan a engrosar una bolsa que supera los 12 millones en apenas cinco años. Todos estos éxitos le han supuesto convertirse en líder del ránking GPI (Global Poker Index), o lo que es lo mismo, ser el mejor jugador de póker del mundo en estos momentos.

“Lo intento”, dice, tratando de quitar mérito a sus propios logros. Adrián Mateos ha pasado por los estudios de SER Madrid Sur para repasar su carrera y sus principales hitos, entre los que se encuentran las World Series of Poker Europe en París en 2013 (su momento preferido), el European Poker Tour de Montecarlo en 2014 y en 2017 el Shot Clock Event, todos ellos con premios alrededor del millón de dólares. Es, además, el jugador más joven en conseguir tres brazaletes de las WSOP.

Todo comenzó con 16 años, viendo póker por televisión. Muchas horas de estudio y práctica en niveles pequeños después, ya se ha recorrido todo el planeta con su agresivo estilo de juego.“La probabilidad es una gran parte del juego, pero también influye la psicología, estadística y el control de nervios”, asegura. Eso sí, para llegar a ser un “top mundial” se requiere pensar en póker “desde que te levantas hasta que te acuestas”, estudiar factores, hablar con otros jugadores…”

Adrián vive en Londres y ha venido a pasar las Navidades con su familia en San Martín de la Vega. Cree que es “imposible” vivir en España jugando a niveles tan altos como los suyos por cuestiones tributarias (45% de impuestos, muy difícil de alcanzar en beneficios netos). Después de recorrer los casinos del mundo entero, asegura que Barcelona, Nueva York o Las Vegas son sus ciudades favoritas y, pese a que podría, todavía no piensa en la retirada.“De momento soy joven, tengo ganas y voy con ganas e ilusión” a todos los torneos. Sus viajes más inmediatos son Bahamas, Miami y Londres, y espera seguir en lo más alto en 2018. Le desearíamos suerte, pero no la necesita.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?