La Junta pone en marcha medidas en la CL-615 para reducir los accidentes causados por animales

Según las estadísticas en esta vía se produce un accidente con animales cada tres días

La Junta de Castilla y León sigue intentando mejorar la seguridad vial en las carreteras palentinas, ha realizado cuatro actuaciones diferentes enfocadas a minimizar el riesgo de accidentes por impacto con animales en la CL-615 vía que, según las estadísticas, tiene un accidente por este motivo cada tres días.

Se han instalado cada 50 metros catadriópticos que con el reflejo de las luces del vehículo emite un haz de luz que ahuyenta a los animales. También cada 500 metros se han dispuesto señales acústicas que detectan la presencia de los animales e intentan evitar su acceso a la calzada. Cada 100 metros se han dispuesto barreras olorosas, se trata de un dispensador de un líquido compuesto por feromonas de lobo, depredador natural de corzos, ciervos y jabalíes y que funciona como un ambientador convencional  y en los puntos kilométricos 20 y 50, los más conflictivos, se han instalados sensores que detectan la presencia de los animales en las proximidades de la calzada y activa unas señales luminosas para advertir a los conductores de su presencia.

Tras las mejoras en la señalización vertical de la CL-615, las mejoras en las rotondas de Carrión y la mejora del tramo comprendido entre Villoldo y Carrión que hoy mismo ha salido a licitación por un importe de 1.100.000 euros se suman estas actuaciones que tienen demostrada ya su eficacia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?