¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA OPINIÓN

Más prisión preventiva para la violencia machista

La pulsera telemática que controla a los supuestos agresores y avisa a las víctimas esta vez se la quitó antes de entrar armado y atrincherarse en la vivienda de su expareja, y amenazarla durante horas. Esta vez ha ocurrido en Requena. Los vecinos alarmados han visto como este individuo amenazaba a su ex pareja desde el balcón y a todo el que se acercaba a la casa. Más de una decena de agentes han intervenido en esta operación que se ha saldado sin disparos, sin heridos, y con la mujer ilesa y en buen estado. El primer susto del año 2018, de un caso de violencia de género, que ha podido evitarse y que nos hace recordar que ni pulseritas, ni denuncias previas, ni ordenes de alejamiento son suficientes en muchos casos para luchar contra la violencia machista.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?