¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

UD LAS PALMAS 1 VALENCIA CF 1

Si dura cinco minutos más...

El Valencia merece mejor premio en Gran Canaria, pero consigue un buen resultado para el partido de vuelta en Mestalla del próximo martes. Diez minutos antes del descanso, Calleri adelanta al equipo de Paco Jémez aprovechando un buen servicio de Borja Herrera desde la banda izquierda. Parejo entra en la segunda parte por Kondogbia. Otro de los cambios de Rubén Uría, Rodrigo, consigue el empate tras una jugada de tiralíneas con la firma de Guedes y Lato. Si Zaza no perdona en dos ocasiones ante Chichizola, la eliminatoria estaría sentenciada.

GRAF147. LAS PALMAS DE GRAN CANARIA El defensa del Valencia Antonio Latorre "Lato" (c) pelea un balón con el delantero de Las Palmas Jonathan Viera (i) durante el partido de ida de octavos de final de la Copa del Rey que se disputa hoy en el Estadio de Gran Canaria. EFE, Ángel Medina G. / ()

No hubiera sido justo que el Valencia tuviera que verse el próximo martes ante la tesitura de remontar la eliminatoria tras haber sido claramente superior en la segunda parte. Porque, si Zaza tiene la noche, ahora mismo estaríamos hablando de eliminatoria sentenciada. Así, como suena. Sobre todo en una de sus llegadas, mal resuelta. Una vaselina precipitada que se le marchó muy larga cuando tenía todo el tiempo del mundo para encarar a Chichizola y vacunarle. En otra, su envío de empeine derecho se estampó en el cuerpo de David Simón a un metro de la línea de gol. Porca miseria.

El partido, eso sí, deja una lectura preocupante. La única forma de que el Valencia tenga la pegada, el gol y la capacidad de desequilibrar suficiente para estar en Champions la próxima temporada pasa por tener en el campo a la práctica totalidad de la primera unidad. Ya ocurrió en La Romareda y ha vuelto a suceder en Gran Canaria. Y eso que los minutos de secundarios como Maksimovic o Nacho Gil siguen dejando detalles positivos. Pero cuando aparecen jugadores como Parejo, Guedes o Rodrigo hablamos de palabras mayores.

Fundamentalmente en el caso de los dos últimos. El delantero brasileño alcanza la cifra de diez goles en partido oficial y sigue siendo clave en esa posición de segundo punta que Marcelino ha implementado para él. Si mantiene la progresión, será extraño que no sea uno de los convocados de Lopetegui para el Mundial de Rusia el próximo verano.

De Guedes está todo dicho y escrito. Solo falta que empecemos entre todos la colecta para pagarle el PSG y que se quede entre nosotros hasta que cuelgue las botas. Porque es muy bueno, buenísimo. Cuando la tiene, uno tiene la seguridad adrenalínica de que van a pasar cosas. Si llega a jugar noventa minutos en Gran Canaria, el marcador hubiera sido muy diferente. Habrá que esperar al próximo sábado contra el Girona para disfrutar más tiempo de un jugador especial, único. De los que aterrizan en Mestalla muy de tarde en tarde.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?