¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El exalcalde de Huesa ha ingresado hoy en el centro penitenciario de Jaén

Sus paisanos han acudido en autobús para infundirle apoyo moral

Un autobús completo de hueseños han acompañado al exalcalde de Huesa en el momento de su ingreso en prisión para darle apoyo moral /

Ha sido hoy a las a las 16 horas de esta tarde cuando el exalcalde de Huesa, Francisco Javier Gómez Sevilla ha hecho su ingreso voluntario en el centro penitenciario de Jaén, para cumplir con la condena que le impuso el Tribunal Supremo de 3 años y dos meses de prisión por un delito de falsedad documental.

El exalcalde de Huesa, Francisco Javier Gómez Sevilla Se ha mostrado tranquilo ya que ha dicho tener asumido cumplir con la condena “hemos asumido lo que tenemos que pasar y de momento bien y empezar a cumplir la condena ”. Ha querido dar las gracias a quienes le están apoyando “es importante sentir el apoyo de tanta gente para asumir esto con entereza y espero que pase pronto”.

Ha estado acompañado por algunos de sus familiares: esposa, hija menor ya que la otra reside en Inglaterra, algún hermano y familiares de Madrid más cercanos como también por un buen número de paisanos de su localidad que han acudido a las cuatro de la tarde en un autobús fletado por el PSOE de Huesa, para de forma silenciosa darle apoyo moral en este trance, ante lo que consideran “una injusticia, que solo se entiende como una sentencia política” según ha manifestado, el que fuese alcalde del municipio en la década de los 80, Ramón Sánchez. Recuerda que en las mismas circunstancias estaba el perito del Ayuntamiento “con la misma pena a él el Supremo se la deja según lo dictado por la Audiencia de Jaén y a Javier lo condenan a tres años y dos meses, eso es signo de que han ido a por él”, ha concluido indignado Sánchez.

Un autobús repleto de paisanos de Francisco Javier Gómez Sevilla se ha dirigido a Jaén para acompañarle en el momento de su ingreso en prisión / DIEZ TV

“Solo nos queda apretar los dientes” ha dicho el actual alcalde socialista de Huesa, Ángel Padilla “un duro trago el de esta tarde, ver como una persona honrada, íntegra y comprometida con la vocación al servicio público durante su etapa como concejal en la oposición y posteriormente como alcalde “, ha manifestado entristecido Padilla “ver su ingreso en prisión es un sin sentido y un atropello a la sociedad y a lo que debe ser la Justicia”.

Tildando este día de “fatídico”, porque ha querido ahondar de nuevo en el concepto de que “Javier no es un delincuente, no se ha llevado dinero público de este Ayuntamiento, ni se ha beneficiado el ni a terceros, y lo único que se le puede achacar es haberse desvivido por sus vecinos y vecinas”. Recordando que el indulto parcial que se pidió inicialmente fue porque el mismo reconoció haber cometido un delito” administrativo”. Algo que la Audiencia Provincial de Jaén recoge en su sentencia pidiéndole por ello una sanción económica e inhabilitación para empleo y cargo público. “No entiendo porque la fiscalía de oficio recurre y lo eleva al TS, que por otro lado no acepto la petición parcial, ya que Javier no pretendía irse de –rositas- “, insistiendo en no entender como se ha llegado a lo que denomina “un despropósito”.

En estos días de Navidad Francisco Javier Gómez ha intentado dejar en buenas manos la gestoria que lleva junto a su esposa en Huesa / DIEZ TV

Ha sido un acompañamiento silencioso como muestra de solidaridad con el ex primer edil. Unos términos que ha querido dejar explícitamente claros el alcalde socialista Ángel Padilla “para que se sienta acompañado y por una cuestión de humanidad”.

A partir de su ingreso hoy en prisión comenzaran las diligencias de su abogado para pedir el tercer grado.

PROCESO JUDICIAL

En diciembre de 2015 la Sección Tercera de la Audiencia de Jaén absolvió al exalcalde de Huesa de los delitos de falsedad documental, prevaricación y malversación de caudales públicos por los que se sentó en el banquillo el 10 de octubre de ese mismo año, acusado de destinar a otros pagos diferentes, parte del importe de dos subvenciones que se habían concedido por el Servicio Público de Empleo Estatal y por Diputación para una obra concreta del municipio.

Según recogió la sentencia entonces, “no ha quedado acreditado que Francisco Javier Gómez Sevilla emitiera a sabiendas órdenes de pago por ejecución de obras no realizadas”. Y luego añadía “tampoco ha quedado acreditado que existieran desviaciones de caudales públicos algunos, ni en provecho particular del acusado Francisco Javier Gómez Sevilla, ni tampoco en beneficio de terceros, al no constar que se realizaron jornales ficticios”.

No obstante, le sentenció a una condena de seis meses de inhabilitación para empleo o cargo público como inductor de un delito de certificación falsa al haber firmado el documento que recogía oficialmente el final de la obra para la que fueron concedidas las subvenciones a sabiendas de que la obra no se había ejecutado íntegramente. La misma pena se le impuso al arquitecto municipal, por firmar también la certificación final del final de obra.

El exalcalde de Huesa, Francisco Javier Gómez Sevilla, declaró en el juicio que las dos subvenciones por un importe total de 47.620 euros que recibieron en el marco del Profea para realizar una obra concretamente fueron destinados “íntegramente” a la compra de materiales y de jornales, aunque admitió que parte de este dinero hubo de derivarlo a otras obras municipales porque “surgieron algunos inconvenientes y no se pudo ejecutar al cien por cien”.

Gómez Sevilla se sentó en el banquillo de la Audiencia de Jaén acusado de delitos de falsedad documental y prevaricación, por los que la Fiscalía le pedía cinco años de cárcel y 12 de inhabilitación, Por su parte la acusación particular representada por un miembro del PP elevaba esta petición de penas a 12 años de cárcel al incluir la malversación de caudales públicos y certificación falsa.

Según recogió entonces la sentencia en los hechos probados, en 2008 el Ayuntamiento de Huesa aprobó la realización de la obra denominada Ensanche de la Fuente del Popi, para la que se solicitó y le fueron concedidas dos subvenciones finalistas. Una subvención era de Diputación de 13.206 euros para la compra de materiales, y la otra subvención de 34.414 euros del Servicio Público de Empleo Estatal.

Tras conocerse la sentencia el abogado del exalcalde de Huesa, Javier Pulido, valoró que se trataba de una sentencia absolutoria que dejaba claro en 14 folios que Francisco Javier Gómez Sevilla “no se llevó dinero público y que el dinero de las subvenciones se invirtió íntegramente en el pago de jornales y de materiales de obras en el municipio”.

Después de esto la Fiscalía recurrió la sentencia de la Audiencia Provincial, y el Tribunal Supremo le condenó a tres años y dos meses de prisión. Fue entonces cuando se solicitó el indulto al Consejo de Ministros que se lo denegó el pasado mes de noviembre de 2017.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?