¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Vía libre para retirar el amianto de seis colegios más

Esta semana sale a licitación la redacción para seis proyectos en la capital, de los 22 pendientes en la provincia este curso. Tras el verano se abordarán retiradas menores del material tóxico en 23 centros más

Un operario retira amianto de un edificio, en una imagen de archivo. /

La retirada completa de fibrocemento, aún pendiente en 45 colegios e institutos de la provincia, está más cerca.

Esta misma semana saldrá a licitación la redacción de proyecto para seis centros de los nueve que en Alicante capital están pendientes de eliminar este elemento del amianto, que puede resultar tóxico cuando se respiran sus fibras sueltas.

Los restantes centros hasta llegar a 22 son las grandes obras en trámite de ejecución que se realizarán durante este curso. Después del verano, según explican desde la dirección territorial de Educación, ya quedarán 23 centros, pero con retiradas menores, en elementos como bajantes, tuberías o porches.

En Alicante capital los más inminentes son el CEIP Gloria Fuertes y el José Carlos Aguilera, que ya fueron adjudicados y en cuyo proyecto de obra se está trabajando. En trámite de licitación está el instituto Cavanilles. La intención es que esta misma Semana Santa desaparezcan las cubiertas de amianto en los tres.

Los otros seis (El Tossal, Rabassa, San Nicolás de Bari, Gabriel Miró, Azorín y Emilio Varela) salen a licitación esta misma semana, con la esperanza de que el amianto desaparezca este verano, según ha explicado el jefe de Servicio de Educación en la dirección territorial, José Antonio Corral.

En cuanto a la provincia, este curso también se actuará en 13 centros más. Las primeras actuaciones se llevarán a cabo en el plazo de dos o tres semanas y se harán en fin de semana y corresponden a los colegios San Jaime, de Benijófar y Virgen de los Dolores, en Dolores. El resto se hará durante las vacaciones de Pascua.

Para el próximo curso, por tanto, aún 23 actuaciones pendientes, las últimas, pero que afectarán a ciertos elementos. Se trata de pequeñas cubiertas, bajantes pluviales o tuberías.

En suma, un elevado desembolso, en torno a los 200.000 euros en cada colegio, como fue el reciente caso del Pla de Barraques del Campello, que está afrontando el actual Consell. Lamentan desde la dirección territorial que esos 33 millones de euros que los anteriores consellers de Educación dejaron sin invertir y que ha provocado ahora la multa en intereses por parte de la Unión Europea, no se emplearan en esta erradicación de fibrocemento, que debería haber sido una urgencia para ellos, apunta Corral.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?