¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La Guardia Civil recupera 109 piezas del yacimiento de Cerro Maquiz

  • Las investigaciones comenzaron en marzo de 2017 al denunciarse el daño provocado a este enclave por unas obras
  • Se ha detenido a una persona a la que se investiga como presunta autora de un delito contra el Patrimonio Histórico

La Guardia Civil ha terminado con el expolio de cientos de piezas procedentes del yacimiento arqueológico Cerro Maquiz, situado entre Villatorres y Mengíbar. Con esta última operación, ha recuperado 109 objetos (tanto arquitectónicos como escultóricos) datados entre los siglos I AC y el IV DC. Además, investiga a una persona como presunta autora de un delito contra el Patrimonio Histórico.

El Instituto Armado descubrió que el investigado tenía en su casa y en una empresa una importante colección privada de piezas de patrimonio histórico, gran parte de ellas de época romana, y de las que Patrimonio no tenía constancia, a pesar de haber sido publicadas en catálogos entre 1982 y 1984. Además, el lugar que ocupaban no era el adecuado para su conservación.

Los artículos recuperados tienen un valor superior a los 100.000 euros y forman parte de una colección denominada 'De la Chica'.  La importancia de lo conseguido se demuestra en que la colección completa tiene una valoración de más de un millón de euros y parte de las piezas están en museos de Madrid. La operación ha permitido descubrir donde estaban gran parte de los objetos que formaban parte de esta colección, de gran interés para la Universidad de Jaén (UJA).

Además de los registros en las propiedades del investigado, también se entró en la Casa-Palacio de Mengíbar, un inmueble de titularidad municipal en el que están 63 piezas de esta serie histórica que han siodo intervenidas a disposición del Juzgado que lleva a cabo las operaciones.

Marzo de 2017

Las investigaciones comenzaron en marzo del año pasado cuando miembros del Instituto de Arqueología Ibérica de la UJA denunciaron los daños que, la instalación de un sistema de riego de olivar en una finca cercana, había provocado en este yacimiento. Las gestiones realizadas por el Seprona concluyeron que se había movido la tierra y habían sido desenterradas varias piedras labradas. De hecho, el olivar está dentro de un terreno inscirto en el Catálogo General de Patrimonio Histórico Andaluz. La propia Universidad cuantificó en 1,5 millones de euros el coste de los daños causados.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?