La receta médica de papel ya es historia

Desde este viernes los ciudadanos vascos podrán retirar su medicación en las farmacias de otras CCAA

Jon darpón Consejero de sanidad junto al director de farmacia Iñaki Betolaza y el equipo informático que ha hecho posivle la implantación de la "interoperatividad" de la receta electrónica. /

La receta en papel es ya historía en Euskadi y además, desde esta semana, supone una preocupación menos a la hora de planificar un viaje. Desde este viernes,  los vascos ya pueden retirar los fármacos con la tarjeta sanitaria en Aragón, Canarias, las dos Castillas, Navarra, Valencia, Extremadura, Galicia, La Rioja, Asturias, Cantabria, Cataluña y Murcia; o lo que es lo mismo: en todas las comunidades, salvo Madrid, Andalucia y Baleares, y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla que se incoportarán a este sistema en los próximos meses.

El consejero de Salud, Jon Darpón, y el director de Farmacia, Iñaki Betolaza, anunciaban la entrada en funcionamiento del nuevo sistema y destacaban "las ventajas del paciente en términos de seguridad y comodida" que va a suponer la puesta en marcha de la interoperabilidad de la receta electrónica de Osakidetza con la de otras comunidades», tanto para los vascos como para aquellas personas de otros lugares que vengan a Euskadi.

Hasta ahora cuando una persona se desplazaba a otra comunidad y tenía pautado un tratamiento, debía ir previamente a su centro de salud, donde le imprimían las correspondientes recetas en papel. A partir de ahora y con  la 'e-rezeta' interoperable se evitan las visitas a los centros sanitarios una vez prescritos los tratamientos, se descarta pérdidas de las prescripciones en papel y hace innecesario el acopio de medicamentos por un período prolongado.

Además, decía el consejero Jon Darpón, "Aumenta la comodidad de las personas usuarias, pero, sobre todo, su seguridad, puesto que les van a dispensar los tratamientos prescritos por sus médicos en sus centros de salud de origen".

Unas 132.000 mil personas desplazadas fuera de Euskadi adquirieron medicamentos prescritos por sus médicos en farmacias de otras comunidades. Pacientes que precisaron 663.212 recetas. Por territorios, el 50% de las recetas se dispensó en Navarra, Cantabria, La Rioja y Castilla y León. Del resto, Galicia, Valencia, Andalucía y Extremadura facilitaron aproximadamente un 9% del total cada una. El período de mayor actividad se registró entre los meses de junio y octubre, en el que se dispensó el 67% de las recetas prescritas en Euskadi.

Por lo que respecta a recetas en papel de otras comunidades dispensadas en las farmacias vascas en ese año, las cifras se reducen considerablemente: en 2016, fueron 33.086, de las cuales un 73% correspondieron a regiones limítrofes y un 11%, a pacientes de Madrid.

Finalmente el Consejero de sanidad Jon Darpón ha pedido al Ministerio de Sanidad que trabaje para conseguir la interoperabilidad con los países de Unión Europea.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?