Atracaba con pistola y huía en bicicleta

La policia le ha detenido por siete atracos a gasolineras, farmacias y otros establecimientos comerciales de la provincia de Sevilla

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre en Sevilla, R.M.P.M. de 37 años de edad, por su participación en siete atracos a gasolineras, farmacias y otros establecimientos comerciales de la provincia de Sevilla.

Aprovechaba un momento de poca afluencia de público, para amenazar a las víctimas con una pistola y hacerse así con el botín. En los asaltos ocultaba su rostro para evitar ser reconocido utilizando prendas de abrigo, como gorras, sudaderas con capuchas o cascos de moto. Se desplazaba a pie o en bicicleta, lo que le daba mayor movilidad a la hora de elegir la ruta de huída, llegando incluso a utilizar para las bicicletas del ayuntamiento del servicio “Sevici”.

Intimidaba a sus víctimas con una pistola semiautomática de color negra

La investigación se inició tras la comisión, el pasado mes de julio, del primero de los atracos en una farmacia de Sevilla. En este robo, el atracador apuntó a la empleada con una pistola de color negra, intimidándola y exigiéndole que le entregara el dinero.

Los siguientes atracos tuvieron lugar en distintos establecimientos comerciales y tras las primeras investigaciones los agentes comprobaron que presentaban aspectos similares, como: las características físicas del autor, las prendas de ropa utilizadas se repetían en los distintos asaltos, llamando la atención el uso siempre de las mismas zapatillas.

 El dispositivo de seguridad establecido por la Policía Nacional, permitió la identificación y posterior detención del autor de los hechos

Una vez recabada toda la información de los atracos y gracias a los datos aportados por las víctimas, junto con el visionado de las grabaciones de seguridad y otras tareas de investigación, los agentes consiguieron delimitar la zona donde esta persona pudiera tener su refugio de seguridad, estableciéndose así un dispositivo policial en un perímetro comprendido entre la barriada de Los Pajaritos y Polígono de San Pablo, con el objetivo de identificar a cualquier varón que se asemejase físicamente al autor de los hechos y ubicar su domicilio.

 Así, el día 1 de diciembre del 2017 se cometió otro atraco, esta vez en una panadería en la barriada de Los Pajaritos con un "modus operandi" idéntico al de los asaltos anteriores, dándose la circunstancia que a escasos 500 metros se encontraba el operativo establecido de seguridad por la Policía para la identificación del responsable de estos asaltos.

Los agentes que componían el dispositivo, observaron cómo un individuo montado en una bicicleta de “Sevici” circulaba a gran velocidad hasta llegar a un bloque de pisos, donde se ocultó y dejó la bicicleta tirada en el suelo, consiguiendo así ser identificado y determinar su domicilio.

Tras conseguir la correspondiente solicitud de entrada y registro, los agentes accedieron al domicilio, tomando todas las medidas de seguridad necearías, ya que sabían que el autor de los hechos tenía una pistola y que como guardián, franqueando la puerta de entrada habían un perro de raza Pitbull. Una vez en su interior los investigadores detuvieron al autor de los hechos y realizaron un registro en el domiciliario, donde se encontraron el par de zapatillas utilizadas en los asaltos, así como elementos de cartuchería para arma corta.

El detenido que contaba con numerosos antecedentes policiales ya pasó a disposición de la Autoridad judicial, quién decretó su ingreso en prisión, en el marco de una investigación y un operativo policial llevado a cabo por el grupo de Atracos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Sevilla.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?