¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El UCAM remonta a Herbalife y buscará una carambola para jugar la Copa

Levantó un 44-56 en el tercer cuarto y ahora los murcianos deben ganar en Baladona y que pierdan Tenerife o Baskonia

El UCAM Murcia afrontará la última jornada de la primera vuelta con opciones de clasificarse por primera vez para la Copa del Rey (la única que jugó fue como organizador). Lástima que Tenerife batiese a Baskonia y que Unicaja sorprendiera en el Palau, carambolas necesarias para que los universitarios pudiesen incluso depender de sí mismos el próximo domingo. Las cuentas son: el UCAM debe ganar a la Penya y que pierdan Tenerife (en casa ante Estudiantes) o Baskonia (como local ante el Betis). Si ganasen los canarios y ceden los vitorianos, toca recortar el average general (+24 del Baskonia y +19 del UCAM). Eso sería lo de menos.

Pero si el UCAM quería tener opciones de clasificarse para jugar la Copa del Rey, tenía que ganar necesariamente en casa al Herbalife. Los murcianos lo consiguieron a base de fuerza en defensa, coraje y acierto en la recta final. El rival era un equipo que había vencido en el Palacio de los Deportes de Murcia en sus últimas cinco visitas, encuentros no exentos de polémica arbitral y esta vez se fue de vacío pese a la desigual forma de castigar, los colegiados, a uno y otro equipo en defensa. El UCAM llegó a perder por 12 puntos y parecía noqueado, pero la reacción fue espectacular. Kloof capturó dos rebotes providenciales en ataque que acabó convirtiendo en puntos, Hannah cogió el testigo con 5 puntos seguidos y Soko seguró el triunfo desde el tiro libre (84-78).

Los canarios marcaron el ritmo de los primeros minutos aprovechándose de su mayor altura, pero el UCAM no le perdió la cara al choque y fue superando a su oponente gracias al tiro exterior (12-5). El conjunto murciano comenzó a fallar en ataque y el Herbalife a correr, lo cual provocó que los gran canarios le dieran la vuelta al marcador (12-13) en apenas 90 segundos. Pero el partido era de ida y vuelta y la igualdad fue la tónica general, eso sí, con los murcianos por delante en el marcador durante la mayor parte del tiempo (20-19).

 Ambos equipos compitieron en errores a la hora de lanzar a la canasta del rival debido a que las defensas se imponían claramente, aunque los colegiados castigaron con faltas la de los locales, no así la del Herbalife que en los siete primeros minutos del segundo cuarto solo tenía 1 personal en su casillero, por 5 de los murcianos. Mientras que Pasecniks se adueñaba del aro del UCAM, cuyas defensas eran castigas con faltas, los de Ibon Navarro se veían obligados a mantenerse a base de triples, ya que en la pintura los árbitros no señalaban nada. La última ventaja de los murcianos fue después de un triple de Oleson (33-31) a 3:15 para el descanso, pero desde ese instante y hasta el final el gran dominador fue el Herbalife. Más descansado físicamente y mucha más altura, los isleños se fueron al descanso con su mayor renta a favor, 35-40. El equipo de Luis Casimiro dominó el rebote ofensivo y logró 12 puntos tras pérdidas de su rival.

Tras el descanso, el acierto visitante se impuso hasta llegar al 37-47. El UCAM caminaba al filo de la navaja y cada vez que perdía la pelota, el Herbalife lo castigaba con una canasta fácil. A falta de 3:36 para el final del tercer cuarto, el partido estaba roto y no por el 44-56 sino porque en el equipo de Murcia no había argumentos para agarrarse a una posible reacción. Soko no podía contra todo el Herbalife, cuya altura se imponía claramente. Ibon Navarro tuvo que pedir un tiempo muerto para intentar frenar al oponente. A base de coraje en defensa y de asegurar en ataque, los murcianos se volvieron a meter en el encuentro (54-60).

Los locales arrancaron muy fuertes y llegaron a empatar a 60, pero los colegiados no dejaron de medir con distinto rasero las defensas de unos y otros. Cuando habían transcurrido dos minutos y medio el UCAM ya estaba en bonus con cuatro faltas y el Herbalife con solo una. A pesar de ello Luis Casimiro no dejó de protestar sin que los árbitros tomaran medidas en el asunto. A 6:56 para el final Rojas ya estaba eliminado por faltas (62-65). A falta de poco más de 4 minutos para la conclusión el choque estaba igualado a 69. Y después del empate a 71 apareció factor Kloof, que tras dos rebotes ofensivos acompañados de sendas canastas, puso a su equipo por delante 75-73 a 1:57 para el final. El holandés hizo su quinta falta cuatro segundos después y Hannah cogió el testigo pra situar a los suyos 80-76 a un minuto. Los canarios fallaron en ataque y el UCAM aseguro, por medio de Soko, los tiros libres... y victoria local (84-78).

UCAM CB Murcia: Hannah (13, 3 triples), Oleson (10, 2 triples), Rojas (1), Soko (19, triple) y Tumba (7) -quinteto inicial-, Urtasun (2), Benite (13, 1 triple), Kloof (13, triple), Delía (2), Lukovic (1) y Alberto Martín.

Herbalife Gran Canaria: Mekel 16, (triple), Rabaseda (4), Erikson (10, 2 triples), Báez (8, 2 triples) y Balvin (4) -quinteto inicial-, Seeley (12, 2 triples), Paulí (5), Aguilar (3, 1 triple), Pasecniks (7) y Brussino (9, 1 triple).

Parciales: 20-19; 15-21 (35-40); 19-20 (54-60); y 30-18 (84-78).

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?