Un documental narra las vivencias de personas que han seguido de cerca la degradación del Mar Menor

Pacto por el Mar Menor colabora en un documental en el que narra la vivencias de personas del entorno del Mar Menor

Historias del Mar Menor from The Last Tree on Vimeo.

Este es el avance del documental elaborado por The Last Tree que con la colaboración de Pacto por el Mar Menor se ha lanzado en la plataforma Vimeo

Pacto por el Mar Menor ha producido un documental en el que narra la vivencias de personas del entorno del mar Menor o que han visto su degradación en las últimas décadas.

En un comunicado, esta plataforma ha detallado que el objetivo de este trabajo, denominado 'Historias del Mar Menor' y realizado por el estudio creativo 'The Last Tree', es dar a conocer los valores culturales, históricos, paisajísticos, económicos y ecológicos de este ecosistema único.

El avance que han emitido en una plataforma de vídeo en Internet Pacto por el Mar Menor comienza con una visión de la laguna al atardecer y un rótulo que dice que este enclave "merece que cuenten su historia".

Una de las personas que aparecerá en este vídeo es una pescador que rememora cómo, tras varios días de sueño, frío y sin comer junto a medio centenar de ocupantes de una docena de barcos, se le ocurrió transformar un alfiler en un anzuelo y construir una caña.

De esta forma, consiguió primero pescar pequeños moluscos y peces que sirvieron de cebo para pescar en una de las islas de la laguna tres kilos de zorros en unas tres horas.

La narración concluye explicando que el padre del protagonista le conminó a que repartiera con el resto de personas su pesca.

Debate de las enmiendas para la protección del Mar Menor

Los grupos parlamentarios en la Asamblea Regional buscarán mañana llegar a un acuerdo en la última reunión de la ponencia sobre el proyecto de Ley de Medidas Urgentes para garantizar la Sostenibilidad del Mar Menor, en el que la oposición y el PP mantienen diferencias sobre 13 de las enmiendas conjuntas de PSOE, Podemos y Ciudadanos.

Entre las iniciativas de la oposición contestadas por los regantes y asociaciones agrarias y de exportadores son las que contemplan ampliar las medidas que deben implantar los agricultores de la zona 1, la más cercana a la laguna y la más restrictiva, a las zonas 2 y 3, más alejadas del mar Menor.

El sector agrario también ha mostrado su rechazo a que la zona 1 se amplíe en un 80 %, abarcando a la Comunidad de Regantes del Arco Sur, mientras que la zona aumentaría un 36 % para llegar a la cota 120, al contrario que la zona 3, con secano y regadío sin dotación del Trasvase Tajo-Segura, que se recortaría en unas 18.000 hectáreas.

Otra enmienda a debate es la obligación de destinar el 5 % de la superficie de cada parcela a reducir la contaminación difusa agraria a través de filtros verdes para eliminar los nutrientes de los caudales tratados en desalobradoras, setos de vegetación autóctona, revegetar taludes de embalses y tuberías, de la red de drenaje natural y artificial, vías pecuarias, linderos de los caminos públicos y privados, charcas y humedales.

En caso de aprobarse esta iniciativa, la Asociación de Productores y Exportadores de Frutas y Hortalizas de la Región de Murcia (Proexport) ha alertado de que supondría un coste de entre 486 y 547 millones de euros y dejar sin producción más de 6.000 hectáreas.

La oposición también quiere aprobar enmiendas como la obligatoria presentación de una memoria de diseño de la plantación de estructuras vegetales de conservación, la prohibición de crear nuevas superficies de cultivo o ampliar las existentes, así como restituir a sus condiciones naturales, ya sea secano o vegetación natural, las parcelas situadas fuera del perímetro de regadío legal.

La ponencia abordará una iniciativa de PSOE, Podemos y Ciudadanos para que los nuevos regadíos regularizados en los últimos planes de cuenca, sobre todo de la ribera sur, tengan que reparcelar recuperando las pendientes mediante pequeños abancalamientos para facilitar la infiltración del agua de lluvia y escorrentía.

Por su parte, el PP ha propuesto aumentar la zona 1 de protección a la Sierra Minera, con el objetivo de evitar el depósito de residuos mineros procedentes de las escorrentías, a cambio de que la oposición desista de cambiar la zonificación original y que no se apliquen a las zonas 2 y 3 las medidas más restrictivas.

Además, los "populares" han propuesto limitar el cultivo intensivo en el Campo de Cartagena a un máximo anual de dos ciclos en una misma parcela agrícola, de forma que se reduzca el consumo de agua y de fertilizantes.

Finalmente, Podemos intentará sacar adelante una enmienda en la que defiende que el Gobierno regional apruebe en un plazo máximo de dos años un Plan Integral de Recuperación y Sostenibilidad del Mar Menor y su Área de Influencia, cuyo fin es gestionar integradamente todas las actividades que inciden en la superficie terrestre no protegida por la normativa ambiental.

Tras el debate y votación de las enmiendas pendientes, la Comisión de Política Territorial, Medio Ambiente, Agricultura y Agua votará el dictamen de la ponencia, que, en caso de validarse, deberá ser ratificado por el pleno de la Asamblea Regional en el pleno previsto para el 1 de febrero.

Pacto por el Mar Menor espera que se aprueben las enmiendas

Ante el debate que tendrá lugar este lunes sobre las enmiendas presentadas por la oposición al Decreto-Ley 1/2017, de 4 de abril, de Medidas Urgentes para garantizar la sostenibilidad ambiental en el entorno del Mar Menor, la Plataforma social Pacto por el Mar Menor considera que deben ser aprobadas.

"Estas enmiendas se elaboraron con el debido asesoramiento técnico y científico y por tanto, no pueden ser motivo de negociación ni modificación alguna", han subrayado.

La plataforma recuerda a los partidos políticos que el mencionado Decreto "fue aprobado, precisamente para poder acometer su reforma con la mayor brevedad y adoptar medidas eficaces para paliar la degradación ambiental. Un solo paso atrás, sería un fraude a la confianza que la sociedad ha depositado en ellos y supondría un duro revés a la ya crítica situación de la laguna".

Así, creen que las dimensiones de las barreras vegetales, su ubicación, la extensión de las zonas, y el resto de medidas, "no pueden ser modificadas ni objeto de negociación en función de los intereses de determinados grupos económicos. Son estos últimos, con la complicidad de las distintas administraciones durante años, los que han llevado al Mar Menor al extremo actual tal y como ha señalado la Fiscalía de Murcia. Sería inconcebible que estos mismos actores pongan ahora condiciones a la recuperación de esta joya del patrimonio regional".

Asimismo, recuerdan que este decreto, por sí solo, no será suficiente para salvar al Mar Menor, "pues actúa casi exclusivamente sobre la actividad agraria y olvida la presión que está sufriendo el entorno de la laguna con nuevos proyectos urbanísticos, navegación sin límites o la contaminación de origen minero".

Sin embargo, defienden que la aprobación de esta futura ley "es un primer paso para la recuperación de este ecosistema único y pide la aplicación de la Estrategia de Gestión Integrada de Zonas Costeras del Sistema Socio-ecológico del Mar Menor y su Entorno tal y como se consensuó hace dos años y que contempla a todos los sectores implicados en la degradación ambiental de la laguna".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?