LEVANTE 0 - CELTA 1

Solo faltó Arouna Koné

El conjunto granota cae de forma inmerecida ante el Celta después de jugar una máginfica segunda parte en la que dispuso de multiples ocasiones de gol que desperdició Boateng

Los jugadores del Levante, Luna y Morales, reaccionan durante el partido de la Liga que juegan hoy en el estadio Ciutat de València. EFE-Kai Försterling / ()

Al Levante solo le faltó tener a Arouna Koné para empapelar al Celta de Vigo. El conjunto granota lo lleva echando de menos desde el pasado verano, cuando la dirección deportiva desestimó traer al costamarfileño. No apostaron por Koné porque no quisieron correr el riesgo de fichar a un delantero de 34 años, con la carta de libertad y al que Ronald Koeman envió al ostracismo impidiéndole jugar durante toda una temporada en el Everton.

Ahora, le han visto competir en el Sivasspor turco, han confirmado que Koné está para jugar al máximo nivel y van a tirar la casa por la ventana para traerlo porque con Boateng y con Nano el Levante se precipita hacia los puestos de descenso si no le pone remedio de forma inmediata.

Con independencia del posible regreso del goleador africano, el Levante completó una segunda parte espectacular ante el cuadro vigués y que arrancó con Morales ejerciendo de líder una vez más, pero en esta ocasión desde la mediapunta, con Jason en el costado derecho y con Campaña en la ducha.

La apuesta por la electricidad de Morales en su versión más ofensiva conectó al resto del equipo, se cargó de un plumazo el juego combinativo en la medular, ya no hubo circulación, ni tránsito infructuoso de pelota. Se buscó un fútbol más directo, más práctico, con la segunda línea más avanzada y que contagió a la grada de Orriols.

Ese Levante se pareció mucho al Levante europeo y al que por momentos trató de emular con Jason haciendo de Valdo, Ivi haciendo de Juanlu, Morales haciendo de Barkero y Boateng haciendo de Emmanuel Boateng, sinónimo de desesperación porque no acertó con ninguno de los múltiples remates que tuvo para empatar y ganar el partido.

Si alguna conclusión positiva le deja a Muñiz la derrota, es que le ha mostrado el camino más corto para generar más ocasiones, para ser un equipo menos previsible con la movilidad del comandante entre líneas. La pena es que no se le pueda clonar, porque el técnico asturiano tiró de catálogo para recordar que cambiar a Morales de posición es jugar a la manta corta y tienes que elegir entre taparte la cabeza o descubrirte los pies.

Yo lo tengo claro, ante la falta de mejores opciones para formar un ataque y mientras Samu García siga en el diván con el psicólogo y Bardhi no termine de batir líneas, hay que jugársela a ganador.

El Levante con Morales como segundo delantero es imprevisible, se juega a otra velocidad y genera dudas en la defensa rival. El equipo ha sido demasiado plano durante toda la primera vuelta de la competición como para creer que estaba en el camino correcto si aspiras a algo más que empatar a cero.

Muñiz lo ve cristalino, el equipo necesita a Koné y a un mediapunta que haga lo que hizo Morales en la segunda mitad ante el Celta o por el contrario traer a un puñal en la banda para cambiar de ubicación al capitán. Se agota el tiempo y no llegan los goles por falta de calidad. Apúrense.

Ficha técnica:

Levante: Oier, Coke, Postigo, Pier, Luna, Lerma, Campaña (Jason, m.46), Doukouré (Bardhi, m.84), Morales, Ivi (Nano Mesa, m.79) y Boateng.

Celta: Rubén Blanco, Hugo Mallo, Cabral, Roncaglia, Jonny, Lobotka, Wass (Radoja, m.72), Tucu Hernández, Iago Aspas, Pione Sisto (Brais, m.81) y Maxi Gómez (Sergi Gómez, m.86).

Gol: 0-1, m.37: Pione Sisto.

Árbitro: Álvarez Izquierdo (Comité catalán). Mostró tarjeta amarilla a los locales Morales, Doukuré y Coke y a los visitantes Tucu Hernández, Maxi Gómez y Rubén Blanco.

Incidencias: partido de la decimonovena jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Ciutat de València ante 17.100 espectadores

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?