VÍDEOEl ministro de Agricultura, Luis Planas, en 'Hoy por hoy'

Cifuentes niega responsabilidad política al no entregar documentos sobre Lezo

La presidenta sostiene que el subdirector general encargado de comunicar la decisión del juez cometió una "negligencia administrativa grave"

La presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, ha asegurado que no hubo voluntad de ocultar información a la oposición cuando no se entregaron varios documentos sobre el caso Lezo, y ha rechazado que haya que adoptar responsabilidades políticas porque se trató de una "grave negligencia administrativa".

Cifuentes ha insistido en que fue su Gobierno el que puso en conocimiento de la Fiscalía que podría haber habido irregularidades en algunas operaciones del Canal de Isabel II durante mandatos anteriores, por lo que cree que no se puede dudar de la voluntad de colaboración con la Justicia y de la voluntad de transparencia de su equipo.

Ha detallado que el Gobierno ya ha mandado a la Asamblea más de 700 documentos sobre el caso Lezo, aunque antes del verano hubo unos 60 documentos que el Ejecutivo no sabía si mandar por si vulneraran el secreto de sumario, y por ello la Abogacía hizo el 1 de agosto una consulta al juez, desde la viceconsejería de Presidencia.

Según Cifuentes, la contestación desde el juzgado se recibió el 21 de agosto, pero no se recibió en el mismo departamento desde el que partió la consulta, sino que llegó por fax a la Subdirección General de la Abogacía, que a su vez lo trasladó a otra Subdirección Jurídica cuyo responsable -el subdirector general de Régimen Jurídico, Sebastián Sánchez- estaba de vacaciones.

A la vuelta de verano este subdirector "desgraciadamente comete un error personal y una negligencia administrativa grave, por la que ya ha sido cesado", al "traspapelar" esa respuesta del juzgado y no darla a conocer.

"Hasta el pasado viernes el Gobierno no tuvo conocimiento de que el juez había dado la autorización", ha insistido Cifuentes, que ha asegurado que "hoy mismo" se van a mandar los documentos a la Asamblea para que puedan consultarlos los grupos de la oposición.

De ahí que considere que en este caso no hay que adoptar responsabilidades políticas, sino meramente administrativas, y ya se ha hecho al cesar al responsable de la negligencia, "un cargo de confianza", al conocerse el error que cometió.

"Si llega un fax el día 21 de agosto y el responsable no lo traslada, ya me dirá cómo tengo manera humana de saber que esa contestación ha llegado", ha repetido.

La presidenta ha reiterado que "nadie puede pensar" que su Gobierno no tiene voluntad de cooperación, cuando en este caso "siempre se ha actuado con total transparencia", tanto hacia la oposición como hacia la justicia. "Imagínense la gracia que me hacen a mí este tipo de cosas", ha subrayado.

Cifuentes ha apuntado que la oposición "sabe perfectamente" que su Gobierno está colaborando con la Justicia, "mandando la documentación de manera permanente". "Pero entiendo que quieran agarrarse a cualquier cosa para desgastar al mi Gobierno o a mí".

Ha afirmado que no tiene "problema" en ir a la Asamblea "o a donde sea" a dar las explicaciones oportunas, pero ha puesto el acento en el hecho de que la oposición se esté dedicando a controlar la acción de Gobiernos anteriores y no el suyo.

"Tan mal no lo estaremos haciendo", ha ironizado, antes de añadir que le parece "lógico" que quieran alargar el desgaste sobre casos de Gobiernos precedentes".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?